TINERHIR, entre el Atlas y la Garganta del Todra -Marruecos

5000 francos Marruecos desde Tinerhir

5000 francos sobreimpreso 50 dinares -Marruecos colonial desde Tinerhir

TINERHIR nos recibe en el camino que va desde el alto Atlas hacia las Gargantas del Todra, con su maravilloso oasis de palmeras en medio del desierto marroquí, en la provincia de Ouazarzate.

Centro administrativo de la región en tiempos coloniales franceses, su ksar o kasbah sorprende al viajero, al turista y al aventurero.

Apuesto a que el billete de Marruecos colonial de 5000 francos de 1953 nos ofrece en su anverso una vista de este maravilloso enclave, donde podemos contemplar su minarete presidiendo la kasbah y a la sombra de las montañas que lo rodean, eso sí, con una perspectiva de 60 años atrás. ¿Os atrevéis a contrastarlo?

Imprescindible visitar su antiguo ksar o  barrio judío y adentrarse por los muchos caminos que serpentean el frondoso palmeral cercano, de camino que nos vamos acercando a la Garganta del río Todra.

¡Yo estuve allí …en 2014!

Anuncios

La Torre SENATSKAIA y el SENADO del Kremlin

50 rublos Rusia desde Plaza Roja de Moscu

50 rublos  desde la Plaza Roja de Moscú, junto a la Torre Senatskaia y el Senado

La TORRE SENATSKAIA y el SENADO, la torre forma parte de las murallas que rodean el Kremlin y está situada en la parte más cercana al mausoleo de Lenin, en la misma plaza Roja. Fue construida en 1491 por Pietro Antonio Solari y da la espalda al edificio del Senado, ya dentro del recinto amurallado, arquitectura neoclásica construida a finales del s. XVIII por Kazakov, que fuera residencia de Lenin, lugar de encuentro de sus reuniones con el PCUS y del Gobierno soviético.

Este relieve donde contemplamos en primer término la Torre Senatskaia y detrás el edificio del Senado se nos presenta en los billetes rusos de 50 rublos de la década de los ’90 del pasado siglo, concretamente en sus reversos, ya que el anverso está presidido por el torso de Lenin .

¡ “Yo estuve allí …en 2003”!

El ROQUE CINCHADO en la ladera del Teide en Tenerife

1000 pesetas España desde el Roque Cinchado

– 1000 pesetas desde el Roque Cinchado en la ladera del Teide -Tenerife

El ROQUE CINCHADO es una formación rocosa muy peculiar y emblemática de la ladera del TEIDE.

En la isla canaria de Tenerife y dentro del Parque Nacional del Teide (Patrimonio de la Humanidad desde 1954) se alza esta peculiar roca de 27 m de alto, a 2100 m de altura sobre el nivel del mar y a escasos 300 m del volcán Teide. Forma parte de los conocidos “Roques de García”, todos formaciones rocosas cercanas con aspectos similares.

El Roque Cinchado también es conocido como “Árbol de Piedra” o “Dedo de Dios” (aunque esta última denominación lo es después de que desapareciera por una tormenta el original “Dedo de Dios”, parte alta de la formación rocosa basáltica Roque Partido de la isla de Gran Canaria).

El billete de 1000 pesetas de España de 1979 nos muestra en su reverso una panorámica de la ladera del Teide con el Roque Cinchado en primera línea. Un paseo por los Roques de Garcia, en el Parque Nacional de las Cañadas del Teide, contemplando el majestuoso paisaje, nos acercará al tercer volcán más alto del Mundo, el Teide, de 3.718 metros y montaña más alta de España.

¡Yo estuve allí …en 1997!

El PUENTE de CARLOS IV sobre el Moldova en PRAGA

 

100 coronas Checoslovaquia desde el Puente de Carlos IV

– 100 coronas desde el Puente de Carlos IV sobre el río Moldova -Praga

El PUENTE de CARLOS une, en PRAGA, su “Ciudad Vieja” con su “Ciudad Pequeña”.

Cruza el rio Moldova con una longitud de más de 500 metros y ancho de 10 m. Fue mandado construir en el s. XIV por Carlos IV de Alemania (Carlos I de Bohemia), finalizando sus obras ya iniciado el s. XV. Su tablero está flanqueado por 30 estatuas de estilo barroco que fueron situadas a sus laterales en el s.XVIII; representan santos y patronos venerados de la época.

De paso obligado si queremos acceder a Mala Strana (también conocida como Ciudad Pequeña) y llegar al Castillo de Praga (residencia desde el s.XI de los reyes de Bohemia, emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico) y a su Catedral de San Vito. En esa zona de la ciudad también podemos visitar la Iglesia de San Nicolás.

Su otro lado no sitúa en la Ciudad Vieja donde es de visita obligada la Plaza de la Ciudad Vieja con su Iglesia gótica de Nuestra Señora del Tyn, el monumento a Jan Hus (teólogo checo del s.XIV quemado en la hoguera por hereje, al que se considera precursor de la Reforma Protestante) y el Reloj Astronómico sobre la torre del Ayuntamiento Viejo.

El billete de 100 coronas de Checoslovaquia de 1961 nos ofrece en su reverso una panorámica del Puente de Carlos IV de Praga con la Ciudad Pequeña al fondo. Podemos contemplar parte de su extensión, con sus vanos y estatuas laterales y al fondo el skyline del Castillo, la Catedral de San Vito, la Iglesia de San Nicolás y las Torres góticas que dan entrada al barrio de Mala Strana.

En Praga, actual capital de Chequia, además de todas las maravillas arquitectónicas ya comentadas con el contexto del billete, no debemos dejar de visitar la Torre de la Pólvora, el Callejón de Oro en el castillo, la Plaza de Wesceslao y el Monasterio de Strahov.

¡Recordad: Ciudad Vieja, Ciudad Pequeña y Ciudad Nueva; un lujo para el viajero!

¡Yo estuve allí, en 1998!

OPORTO, encanto portugués que descubrir

100 escudos Portugal desde Oporto

– 100 escudos de Portugal desde la Iglesia de los Clérigos de Oporto

OPORTO, o Porto, desde cuya raíz deriva el nombre del país, Portugal, fue una colonia romana que en la Edad Media daría origen a la nación portuguesa. Enclave en la desembocadura del Duero, sus muelles son testigos únicos del devenir de uno de los más apreciados vinos del mundo, el vino de Oporto.

Una escapada a esta histórica ciudad requiere pasear por sus innumerables callejuelas, siempre en cuesta, visitar su principal catedral, llamada La Sé, la Iglesia de los Clérigos, con la torre más alta de Portugal (76 m), la Iglesia de San Ildefonso, el Convento del Carmen, la Iglesia de San Francisco, la Bolsa, el Ayuntamiento y la Estación de San Benito.

Apreciaremos los magníficos murales de azulejos, con tonalidad azulada, tan típicos de la cerámica portuguesa en muchas de sus fachadas y paredes.

Deberemos cruzar el Puente de Luis I, de 1886 y con reminiscencias a Eiffel, y llegar a Vilanova de Gaia, si queremos degustar in situ las diferentes ofertas de las bodegas de Oporto, que amarran sus gabarras a ese lado del Duero.

El billete de Portugal de 100 escudos de 1964 nos ofrece en su reverso un grabado con la panorámica del Oporto del siglo XIX vista desde la torre de los Clérigos, con la rua dos Clérigos en todo su recorrido. Se aprecia en su línea la Iglesia de San Ildefonso y al fondo las torres de la Catedral o Sé.

Oporto es uno de esos lugares con encanto que nunca acabarás de descubrir por muchas veces que lo visites.

¡Yo estuve allí …en 2007!

MARIANNE de Walhaim en los billetarios galos

Alegorias MARIANNE en los billetarios galos de Walhaim y Deloche

La comparativa notafílica se plantea alrededor del símbolo de la Revolución francesa por excelencia, personificado en la alegoría de “Marianne”. Ella nos representará a la mujer combativa, fuerte y orgullosa en tiempos de guerra, y a la mujer campesina y trabajadora en tiempos de paz.

La suerte, notafílicamente hablando, nos ha permitido reconocer y saber de dos grandes artistas que la inmortalizaron en sus diseños de billetes: Charles Albert Walhaim y Edmund Dulac. Hoy saborearemos los trabajos del primero, Walhaim.

Vamos a contemplar billetes de distintas partes del mundo con una identidad compartida; todos ellos pertenecen a territorios bajo administración francesa y todos ellos nos ofrecen a Marianne en sus anversos. Fueron utilizados en el periodo de entreguerras, desde la Primera a la Segunda Guerra Mundial. Desde Francia abandonaremos Europa para recalar en el este africano, Djibouti (o Yibuti), luego nos desplazaremos hasta el sureste asiático ( a los actuales Vietnam, Camboya y Laos), para finalizar en el Pacífico Sur, en los archipiélagos de Oceanía, Nuevas Hébridas, Polinesia francesa (Tahití) y Nueva Caledonia (Noumea).

Disfrutemos contemplando los billetes de 5 francos de Francia de 1933, 1 piastra de Indochina de 1927-31, 5 francos de Nueva Caledonia de 1926, 5 francos de Polinesia francesa (Tahití) de 1927, 5 francos resellado “France Libre” de Nuevas Hébridas de 1941, 5 francos de Djibouti de 1928-38 y 5 francos resellado “France Combattante” de Djibouti de 1943.

Marianne de Walheim en el billetario francés y colonial I

Marianne de Walheim en el billetario francés y colonial I

Todos los anversos nos muestran dentro de un círculo a la izquierda la cabeza alegórica de Marianne con casco (como alegoría de la Francia combativa). En el billete de 5 francos de Francia de 1933 (WPM pk. 72e) compartieron el diseño de Charles A. Walhaim con el grabado de Emile Deloche (la primera edición data de 1917, en las postrimerías de la 1ª Guerra Mundial); el billete es conocido como 5 Fr. Violet por su coloración violeta para marcos y fondos y tono azulado para el medallón y Marianne. El cartucho a pie de anverso con el texto que informa de las penas por falsificación lleva texto en letras blancas sobre fondo violeta. Lleva las firmas de Boyer y Strohl. Este es el único billete en el que se lee “Banque de France” como entidad emisora. Para los otros cinco que revisamos, la entidad emisora será el “Banque de Indochine”.

En el billete de 1 piastra de Indochina de 1927-31 (pk. 48b) Marianne se muestra con un casco algo distinto, con penacho y con un peinado diferente. Su coloración marrón para marcos y fondos y tonos grisáceos para el medallón y Marianne. Lleva las firmas de  Stanislas Simon y Rene Thion de la Chaume.

En el billete de 5 francos de Nueva Caledonia de 1926 (pk. 36b) Marianne porta el mismo casco con penacho. Sobre tonos marrones para marcos, fondos y la alegoría, aparece una sobreimpresión en negro con el texto “NOUMEA”, indicando el destino de dicha emisión. El cartucho a pie de anverso con el texto que informa de las penas por falsificación lleva texto en letras blancas sobre fondo naranja. Lleva las firmas de Marcel Borduge y Paul Baudouin.

Para el billete de 5 francos de Nuevas Hébridas de 1941  (pk. 4b) se usó la edición anterior de Noumea, a la que se le resella un dibujo de palmerales de la isla, la Cruz de Lorena y los textos “France Libre” y “Nouvelles Hebrides” (Tahití, como destino de su edición, en plena efervescencia bélica, aunque lejos del conflicto en la Francia ocupada). Sus tonalidades, como el anterior, salvo el resello en tinta roja.

El billete de 5 francos de Tahití de 1927 (pk.11c) es el mismo que el de Nueva Caledonia pero esta vez la sobreimpresión en negro nos indica “PAPEETE”, haciendo referencia a la capital de esta isla de la Polinesia francesa. Lleva las firmas de Marcel Borduge y Paul Baudouin.

En el billete de 5 francos de Djibouti de 1928-38 (pk. 6b), Marianne mantiene el casco con penacho pero esta vez los marcos y fondos se nos ofrecen con tonos azules y el medallón con Marianne en tonos rojizos. El cartucho a pie de anverso con el texto que informa de las penas por falsificación lleva texto en letras blancas sobre fondo azul. Lleva las firmas de Marcel Borduge y Paul Baudouin.

Para el billete de Djibouti de 1943 se usó la edición anterior, a la que se le resellaron una doble Cruz de Lorena, la cabeza de un antílope somalí, una roseta con las letras F.C. (“France Combattante”), la fecha 1º Enero 1943 y nuevas firmas, todo ello para empatizar con la Francia Libre combatiente en la Europa ocupada.

En cuanto a los reversos, el de 5 francos de Francia de 1933 nos muestra a un trabajador portuario con un saco subiendo las escaleras hacia el muelle. El reverso del billete de 1 piastra de Indochina repite el marco del anverso, nos ofrece textos en vietnamita, chino y laosiano y un gran $1 sobre uno de los dos círculos laterales. El resto de reversos (Noumea, Nuevas Hébridas y Djibouti) ofrecen el mismo marco general que en el anverso, sendos círculos a ambos laterales, esta vez sin grabados y una cartela central con los textos legales de pena de trabajos forzados a quien falsifique el billete. En los reversos de los de Djibouti se muestran los textos en árabe y en etíope, tanto para letras como para números.

Respecto a sus marcas de agua, en el billete de 5 francos de Francia veremos la efigie (cabeza con casco) de un joven guerrero, extraída de la escultura de Francois Rude de “La Marsellesa” o “Le depart des volontaires en 1792”, actualmente formando parte de un bajorrelieve del Arco de Triunfo de París. Para los otros seis billetes (1 piastra de Indochina, 5 francos de Nuevas Hébridas, Noumea y Tahiti, y 5 francos de Djibouti) la marca de agua es la efigie de un hombre del sureste asiático con un gorro sobre su cabeza.

(Siento no poder mostraros el que cierra el grupo, el billete de 1 rupia de India francesa de 1919, …aún no llegó a mis manos).

¡De Francia al sureste asiático, pasando por África y volviendo desde Oceanía; un tremendo recorrido artístico con un denominador común, Marianne, para repasar y degustar!

El Castillo de TRAKAI sobre el lago Galve

2 litus Lituania desde el Castillo de Trakai

– 2 litus desde el Castillo de Trakai en Lituania

El CASTILLO de TRAKAI exalta el nacionalismo romántico de los lituanos. Se alza sobre la isla que lleva su nombre bañado por las cristalinas aguas del lago Galve. Es un castillo insular construido como sede del poder durante el reinado de Vytautas el Grande (s. XIV) y terminó su construcción simultáneamente a la gran batalla de Grünwald (1410) en la que los ejércitos del condado de Lituania (con Vytautas al frente) unidos con los polacos (mandados por el rey Jogaila) derrotaron a los caballeros teutones (al mando del maestre de la Orden Ulrich von Jungingen). Fue perdiendo importancia a medida que Vilna (Vilnius, la actual capital de Lituania) crecía. Destruido por los cosacos en la invasión rusa de 1655, fue reconstruido por los soviéticos tres siglos después, recobrando el esplendor monumental, prueba del glorioso pasado lituano, que ahora nos ofrece. Se finalizó su reconstrucción en 1987, ya a las puertas de que la República independiente de Lituania se constituyera como tal en 1990.

 

El billete de Lituania de 2 litus de 1993 nos ofrece en su reverso unas magníficas vistas aéreas del castillo de Trakai sobre el lago Galve. Un paseo en barca por el lago con 21 pequeñas islas y una caminata por el sendero alrededor de la isla nos tiene guardados idílicos paisajes y legendarias historias.

¡Yo estuve allí …en 2011!

La MEZQUITA AZUL y del sultán Ahmed

500 liras Turquia desde la Mezquita Azul de Estambul

– 500 liras Turquía desde la Mezquita Azul de Estambul

La MEZQUITA AZUL o del Sultán AHMED, fue construida entre 1609 y 1617 en el lugar que ocupaba el Gran Palacio de Constantinopla, frente al Hipódromo. Culmina su construcción la evolución de la Iglesia Bizantina en Mezquita Otomana, mezclando elementos bizantinos con arquitectura islámica tradicional. Fue obra del  arquitecto Sedefkar Mehmet Aga. Su peculiar diferencia respecto a otras construcciones semejantes la presenta sus seis minaretes, ya que en la época solo la mezquita de la Kaaba en La Meca ostentaba seis minaretes, lo que obligo a construir un séptimo en La Meca a la vez que se criticase fehacientemente al sultán Ahmed por presuntuoso.

Constantinopla, nombre histórico de la actual Estambul, fue la capital del Imperio Romano, del  Imperio Romano de Oriente ( o Bizantino) y del Imperio Otomano, y con su nombre actual, es la capital de Turquía. A ambos lados del Estrecho del Bósforo une Europa con Asia, compartiendo territorios en ambos continentes.

El billete de Turquía de 500 liras de 1953 (L 1930) nos ofrece en su reverso una perspectiva de la Mezquita Azul con sus seis minaretes, a lo largo del paseo del Hipódromo Romano y el Obelisco de Constantino en primer plano. Este diseño se mantuvo también para la serie emitida en 1962.

¡Yo estuve allí …en 1999!