ESPAÑA, las PESETAS de Carlos V, el único rey y emperador de su historia como país.

España, 1.000 pesetas Emperador Carlos V 1924 y oct.1940 anversos y reversos

“Hablo en italiano con los embajadores; en francés, con las mujeres; en alemán con los soldados; en inglés con los caballos y en español con Dios”

CARLOS v

Desde “Miscelánea” volvemos a España de la mano del único emperador que ha dado su historia. Veremos al emperador Carlos V (o rey Carlos I) retratado a través de la notafilia española del pasado siglo.

Y es que desde tiempos de la Hispania romana (territorio que comprendía las actuales España y Portugal), el título de emperador no fue ostentado por ningún gobernante hasta la llegada del rey Carlos I (1500-1558), proclamado rey de España en 1516 y emperador Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico en 1520.

La provincia romana de Hispania sí vio nacer a tres emperadores romanos, a Trajano (98-117) nacido en Itálica, la actual Santiponce, cerca de Sevilla, a Adriano (117-168) nacido también en Santiponce y a Teodosio I (379-395) nacido en Cauca, la actual Coca en Segovia. E incluso el rey Alfonso X el Sabio (rey de Castilla entre 1252 y 1284) se postuló para el título imperial pero el papa Gregorio X frustró sus aspiraciones.

España 5 pesetas 1954 rey Alfonso X el sabio pk.146a anverso

Podemos decir que Carlos I ya reinó en lo que hoy conocemos como España. Después de la unión del reino de Castilla con la Corona de Aragón (en 1469), de la reconquista de Granada (en 1492) y de la anexión del reino de Navarra (en 1516), España quedaría consolidada y en manos del segundo rey de la Casa de Austria (el rey de la Dinastía de Habsburgo que la inició fue su padre, Felipe el Hermoso).

Carlos I iba a heredar una amalgama de territorios en Europa, Asia y América que confirmarían la expresión “el Imperio donde no se pone el sol”. Aunque sería su hijo, Felipe II, quien regiría los avatares de un Imperio mucho mayor con la unión de España y Portugal.

Palacio Carlos V de la Alhambra Granada y billetes viñeteados con el emperador

Pero ni su padre Felipe I el Hermoso ni su hijo Felipe II ostentarían el título de emperador, título que heredaría precisamente de su abuelo, el emperador Maximiliano I de Habsburgo. Carlos I heredó de su madre los territorios de la corona de Castilla (reinos de Castilla y Navarra, y las Indias Occidentales) y los territorios de la Corona de Aragón (reinos de  Aragón, Valencia, Mallorca, Nápoles, Sicilia, Cerdeña y el principado de Cataluña). De su padre heredaría los ducados de Borgoña, Luxemburgo, Brabante y Limburgo, los condados de Flandes, Henao, Habsburgo, Holanda-Zelanda, Tirol y Artois y los señoríos de Amberes y Malinas. Como emperador Carlos V heredó de su abuelo el resto de territorios del Sacro Imperio Romano Germánico (Austria, Baviera, Suabia, Alta y Baja Renania, Moravia, Silesia, Lusacia y la Confederación Helvética).

La coronación como Rey de Romanos (título que ostentaba el emperador del Sacro Imperio Romano aún pendiente de la coronación papal) se celebró en Aquisgrán a finales de 1520 (en 1519 había fallecido el anterior emperador Maximiliano I, su abuelo). Allí recibió la corona de Carlomagno, el anillo, el orbe y el cetro.

Pero la coronación papal, ya como emperador electo, aún tardaría en llegar; ésta se celebraría en Bolonia el 24 de febrero de 1530, el día de su trigésimo cumpleaños, de la mano del papa Clemente VII. El emperador abdicó en 1556, dejando a su hijo el rey Felipe II el Imperio español y a su hermano el emperador Fernando I de Habsburgo el Sacro Imperio Romano Germánico. Se retiró para pasar sus últimos días en el Monasterio de Yuste, falleciendo el 21 de septiembre de 1558.

Vamos a revisar los billetes del Banco de España que han perpetuado su figura para la Notafilia. Contemplaremos los ejemplares de 1.000 pesetas de 1925, en su edición circulante en la monarquía de Alfonso XIII y en la que circuló con la II República y el ejemplar de 1.000 pesetas de octubre de 1940 del Gobierno de Franco.

En ambos billetes es el rey Carlos I o emperador Carlos V quien va a presidir sus anversos.

España 1.000 pesetas 1925 (170x120mm) pk.70a anverso

En el ejemplar de 1925 a la derecha con el rostro ladeado mirando hacia la izquierda. Es un grabado extraído del cuadro de cuerpo entero del pintor austriaco Jacob Seisenegger “el emperador Carlos V con un perro” (1532), que se conserva en el Museo Kunsthistoriches de Viena, copiado asímismo por Tiziano en 1533 y expuesto actualmente en el Museo del Prado.

España 1.000 pesetas 1940 (156x102mm) pk.125 anverso

En el ejemplar de 1940, se graba el rostro del emperador en el lado izquierdo del anverso y mirando hacia la derecha. El grabado del rostro se extrajo del oleo sobre lienzo “Retrato ecuestre de Carlos V” pintado por Tiziano en 1548 para conmemorar la victoria de Mühlberg de 1547 contra la Liga protestante de Smalkalda. Este cuadro, donde aparece un envejecido monarca con casco, armadura y peto a lomos de su caballo, se conserva también en el Museo del Prado de Madrid.

El ejemplar de 1.000 pesetas de 1925 fue impreso por la empresa inglesa Bradbury, Wilkinson and Co. Ltd. de New Malden. Su anverso, en cromaticidad predominante en púrpuras y marrones, nos ofrece al rey a la derecha en un grabado de medio cuerpo. Al centro, un pedestal con un águila y dos telamones a sus lados que alzan una roseta de cicloides con el valor del billete en número; sobre ella se imprime el valor en texto. Bordeando el pedestal dos ramas de olivo reposan a derecha e izquierda.

El marco, a modo de pórtico, se compone de dos columnas laterales con sendos telamones (un atlante a la izquierda y una cariátide a la derecha) que soportan un friso clásico. En su paño central sale la escultura de una cabeza de un mitológico fauno de la que manan horizontalmente dos cornucopias de frutas. La leyenda que aparece sobre el friso identifica el Banco emisor y el valor numeral del billete se repite en las cuatro esquinas, formando parte del pórtico clásico.

Los números de serie, en tipografía roja, aparecen al centro del anverso y en las cuatro esquinas del reverso. Las firmas que validan la emisión son de Adolfo Castaño como Interventor, Carlos Vergara como Gobernador y Bonifacio Burgos como Cajero, esta última estampillada.

La edición tuvo una tirada(1) de 5 millones de ejemplares. En 1926 se pusieron en circulación los ejemplares sin letra de serie hasta el nº 3.646.000. Ya con la II República, en 1936 se sacaron a circulación los ejemplares con numeración entre el 3.646.001 y el 5.000.000.

España 1.000 pesetas 1925 pk.70a reverso

En su reverso, de cromaticidad verde, nos muestran en un disco central la puerta principal del Alcázar de Toledo con el escudo imperial sobre su arco. Fue en el Alcázar donde se alojaría Carlos V nada más regresar de Alemania, donde recibiría en 1521 a Hernán Cortés tras conquistar el Imperio Azteca y donde convocaría, en 1525, las Cortes de Toledo.

En 1526 Carlos I se casó con su prima Isabel de Portugal, nieta de los Reyes Católicos y hermana del rey portugués Juan III. La notafilia lusa nos la mostró en su ejemplar de 50 escudos de oro de 1964. También la veremos como marca de agua del ejemplar de 1.000 pesetas de 1925 analizado.

El otro ejemplar que revisamos es el billete de 1.000 pesetas de octubre de 1940, ya con el Gobierno del General Franco. Fue impreso por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de Madrid, con papel inglés con incrustaciones de hilos aventados. En su anverso se nos presenta al rey Carlos I en un medallón ovalado a la izquierda, cruzado desde abajo y por detrás por dos espadas roperas de taza (o cazoleta). El retrato se corresponde con el extraído del óleo de Tiziano de 1548, comentado anteriormente.

Su cromaticidad predominante, en un fondo difuminado de grises, verdes claros y amarillos ocre, es en tonos púrpura para el retrato y las leyendas y grises para el resto de grabados.  En la esquina superior derecha se muestra el valor numeral del ejemplar sobre un rombo de guilloches y superpuesto al escudo nacional franquista aprobado en 1938 (Águila de San Juan con las alas plegadas abrazando el blasón, corona de los RRCC, yugo y haz de flechas a los lados de la cola y cinta ondeante sobre la cabeza con el lema “UNA, GRANDE, LIBRE”).

España 1.000 pesetas 1940 pk.125 anverso

Los números de serie, en tipografía negra, aparecen al centro del anverso y en las cuatro esquinas del reverso. Las firmas que validan la emisión son de Antonio Martín como Interventor, Antonio Goicoechea como Gobernador y Juan Villarroya como Cajero, esta última estampillada.

España 1.000 pesetas 1940 pk.125 reverso

Para el reverso nos ofrecen un marco central de hojas de acanto con dos cartelas, superior e inferior, con los textos con el valor del billete y la identidad del banco respectivamente. En el interior del marco se graba el escudo imperial de Carlos V presidiendo el reverso. A sus lados discos y rosetas de guilloches con forma de triángulo sobre los que se superponen sendos valores en cifra.

Su escudo de armas, multicuartelado para dar cabida a todos los territorios bajo su dominio, se muestra abrazado por el águila imperial bicéfala con las alas abiertas, coronada por la corona imperial. En su pecho el blasón con una corona real abierta de flores de lis y florones con perlas. En sus garras, a ambos lados, las columnas de Hércules encintadas con las bandas “PLVS” y “VLTRA” en alusión al Imperio español ultramarino. Rodeando el blasón multicuartelado, el Toisón de Oro. En el escudo, los cuarteles de los reinos de Castilla, León, Navarra, Aragón, Jerusalem, Granada y Sicilia, el archiducado de Austria, los condados de Flandes y el Tirol, los ducados de Bravante y Borgoña y la Casa de Valois. 

La edición tuvo una tirada(2) de 3.132.000 ejemplares, sin letra de serie. Se pusieron en circulación en 1946.

(1)(2) datos de la Enciclopedia de billetes de España –FILABO 2ª Ed.

Las marcas de agua de ambos ejemplares nos ofrecen rostros femeninos. En el ejemplar de 1925 vemos a la reina Isabel de Portugal, esposa de Carlos I. Para el ejemplar de 1940 nos muestran el rostro ladeado de una joven dama.

Otras pruebas y bocetos de billetes centrados en el personaje se quedaron en el camino, bien porque no pasaron de prueba de artista o porque se canceló su edición.

Carlos V también ha sido homenajeado en nuestra cultura hermana, la Numismática. En el año 2000 España emitió una moneda conmemorativa en plata por el valor de 2.000 pesetas en el quinto Centenario de su nacimiento (1500-2000). Así mismo, recientemente, en 2021 fue Bélgica quien emitió una moneda conmemorativa de 2 euros, esta vez para celebrar el quingentésimo aniversario de la acuñación de la serie de monedas del “florín Carolus V” (1521-2021).

Un paseo notafílico por el único emperador que tuvo España a lo largo de su historia. ¡Espero que os agrade su repaso!

Anuncio publicitario

2 comentarios en “ESPAÑA, las PESETAS de Carlos V, el único rey y emperador de su historia como país.

  1. El de 1000 pts de 1940 llama poderosamente la atención. Tanto por su diseño como por lo distinto que es con respecto a los otros ejemplares que presentas. Por cierto, un capital en aquella época.

    Le gusta a 1 persona

    • Para ser el primer billete que emitió la FNMT, es de los más bonitos del billetario, opinión ¡totalmente subjetiva!
      Casualmente a los billetes de 1000 pesetas los llamaron «lechugas» por sus inconfundibles tonos verdes de casi todas sus ediciones.
      … ¡menos este y alguno más! 🤗
      Gracias, Roberto!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s