IRAK, sus 1ºs DINARES como República en 1959, “recordando Mesopotamia”

Irak 1ª serie dinares como República 1959 anversos y reversos

Desde “Miscelánea” continuamos en el continente asiático con una serie notafílica que acompañaría el cambio de gobierno de un territorio imperial desde los primeros tiempos de las civilizaciones. Revisaremos la serie de dinares emitida para la República de Irak a finales de los años ’50 del siglo XX.

Hablar de Irak es hablar de Mesopotamia, una de las llamadas “Cunas de la Civilización”. Este territorio fue sumerio alrededor del tercer milenio adC, acadio en los s. XXIII-XXII adC, asirio entre los s. XX y VII adC, …babilónico, aqueménida, macedonio, parto, sasánida, omeya, mongol, …otomano entre el s. XV y el final de la 1ª Guerra Mundial y británico por mandato de la Sociedad de Naciones entre 1919 y 1932.

En 1932 Irak se constituyó en estado soberano totalmente independiente ya de los británicos. El rey Faisal I llevaría las riendas de este territorio desde 1920 (bajo mandato inglés) hasta su muerte en 1933. Fue sucedido por el rey Gazi I (entre 1933 y 1939) y el rey Faisal II (entre 1939 y 1958). En 1958 la monarquía fue derrocada constituyéndose la nueva República de inspiración nacional socialista.

Revisemos la serie de dinares de la República de Irak emitidos en 1959 de la mano de sus ejemplares de ¼ dinar, ½ dinar, 1 dinar, 5 dinares y 10 dinares, todos ellos del Central Bank of Irak, siendo sus primeras emisiones republicanas. 

Irak 1ª serie dinares como República 1959 anversos

Sus anversos, cuasi-monocromáticos por valores, nos ofrecen la identidad del Banco y su valor en textos y numeraciones árabes. Sobre marcos de motivos florales y geométricos y fondos de guilloches se distinguen dos áreas laterales a derecha e izquierda; la de la derecha muestra el emblema de la recién creada República iraquí (que se mantendría entre 1959 y 1965) y la de la izquierda en blanco, sin impresión visible, bajo la que se esconde la marca de agua. Firmas y números de serie en tipografía negra y cromaticidades que van del verde para el valor menor (1/4 dinar) al púrpura para el mayor (10 dinares), pasando por el marrón (1/2 dinar), azul (1 dinar) y rosa (5 dinares).

Irak 1ª serie dinares como República 1959 reversos

Sus reversos nos muestran textos en inglés y numeraciones occidentales. Sus composiciones centran sus dibujos en flora, cultura y arquitectura territorial, con guiños al pasado imperial de sus primeros pobladores.

Escudos y emblemas del Irak monárquico y el Irak republicano, coronas frente a espigas y ruedas dentadas.

El billete de ¼ dinar de Irak de 1959 nos ofrece en tonalidades verdes el emblema de la República al anverso y un palmeral al reverso

 El billete de ½  dinar de Irak de 1959 nos muestra en tonos marrones el emblema de la República al anverso; para el reverso nos guarda una vista aérea de la Gran Mezquita de Samarra con su característico minarete en espiral. Es una construcción del s. IX y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2007.

El billete de 1 dinar de Irak de 1959, en tonos azulados, nos muestra el emblema republicano al anverso. En el reverso vemos la Golden Lire of Ur (Lira de Oro de Ur), datada alrededor del año 2500 adC y encontrada en el cementerio real de Ur (ciudad sumeria de la antigua Mesopotamia, actual Irak). Se exhibía en el Museo de Antigüedades de Bagdad pero fue saqueado en la guerra con EEUU y los daños ocasionados han requerido de una completa restauración.  

El billete de 5 dinares de Irak de 1959, en tonalidad rosácea, nos ofrece al anverso el emblema republicano y al reverso nos deleita con la representación del Rey babilonio Hammurabi (de pie) recibiendo las insignias reales de mano del dios Shamash (dios mesopotámico del sol y la justicia, sentado).

En su etapa como rey de Babilonia (entre 1792 y 1750 adC) escribió el famoso Código de Hammurabi, de los primeros compendios de Leyes, hoy conservado en el Museo de Louvre de París (la estela de diorita conservada en el Museo tiene en su parte superior un bajorrelieve con la imagen que nos muestra el billete y en su parte inferior están grabadas, en acadio (lengua semítica extinta), las 282 leyes que forman el Código).  

El billete de 10 dinares de Irak de 1959, en tonalidad púrpura, nos muestra al anverso el emblema de la República y al reverso la escultura de un toro asirio alado junto a un sacerdote. Reproduce una escultura del Palacio de Sargon II de Khorsabad.  Estos toros alados con cabeza humana, conocidos como Iamassu, datan del Imperio neoasirio (s. X al VII adC) y formaban parte de los pórticos y relieves de palacios imperiales.

Sus marcas de agua nos ofrecen el Emblema de la República en 1959 (lo veremos en los ejemplares de ¼ dinar, ½ dinar y 1 dinar) y el Escudo de Armas del anterior Reino de Irak , de 1932 a 1959 (lo veremos en los valores mayores, de 5 y 10 dinares)

Una muestra de billetario que acompaña al país que rompe con la monarquía, pero que no renuncia a su pasado arquitectónico imperial. ¡Espero que os guste!

JORDANIA, Hussein I en la 1ª serie de DINARES del Central Bank

Jordania serie dinares L1959 1ª-2ª edición, anversos y reversos

Desde “Miscelánea” volvemos al continente asiático a través de una pequeña serie notafílica de un Reino con una gran historia a sus espaldas. El territorio de la actual Jordania cuenta con más de cuarenta siglos de historia, aunque la civilización que mayor vestigio nos ha dejado es la nabatea (s. III adC.) en el extraordinario patrimonio arquitectónico de Petra. Sin embargo, hubo zonas que fueron urbanizadas por el Imperio romano o por los omeyas, de cuyos vestigios la Notafilia nos da cuenta, muchos años después.

Jordania serie dinares L1959 1ª-2ª ed. anversos

Vamos a revisar billetes jordanos de los años ’60 y ’70 del pasado siglo emitidos por el Central Bank of Jordan en su 1ª y 2ª edición. Contemplaremos los valores de 500 fils de 1959, ½ dinar de 1973, 1 dinar y 5 dinares de L1959-2ªed. (no fechados). Sus anversos nos ofrecen cabeza y torso ladeado de un joven rey Hussein I en traje civil. Textos y numeraciones en árabe, marcos y cicloides en tonalidades monocolor por valores.

Jordania serie dinares L1959 1ª-2ª ed. anversos

Para lor reversos nos guardan grabados de arquitectura de diferentes épocas, concretamente la plaza Oval de Jerash (construcción romana del s. II en los valores de 500 fils o ½ dinar), la Cúpula de la Roca junto a una de las arcadas de acceso en la explanada de las Mezquitas en Jerusalem (construcción omeya del s. VII en el ejemplar de 1 dinar) y el Tesoro de Petra (construcción nabatea del s. I adC en el ejemplar de 5 dinares). Sus textos en inglés y numeración occidental.

El billete de 500 fils de Jordania de 1959 nos muestra en su reverso el foro o plaza Oval de Jerash, rodeado de 56 columnas de cuatro cuerpos de piedra, capiteles jónicos y dinteles curvos uniéndolas rodeando la plaza. Su anverso está presidido por la imagen (cabeza ladeada y torso) de un joven rey Hussein de Jordania, que presidió el reino hachemita entre 1952 y 1999. Cromaticidad predominante amarronada.

El billete de ½ dinar de 1973 es fiel reflejo del anterior, mostrando los mismos grabados y coloraciones. Únicamente actualiza la divisa del billete, pasando de fils (centésimos de dírham) a dinares.

El Reino hachemita decidió devaluar su moneda con el cambio de divisa, de dírham a dinar, donde 1 dirham=100 fils y 1 dinar=10 dirham. De ahí que los billetes mostrados, con apenas una década de distancia temporal, valgan lo mismo (500 fils = ½ dinar). Peculiar la semejanza entre ambos, en los que solo cambia el valor del billete en numeración árabe (en los anversos) y el valor en numeración occidental y texto inglés (en los reversos).

El rey Hussein I (1935-1999) fue entronizado muy joven, con 17 años en 1952, tras el breve reinado de su padre Talal ibd Aldala (de 1951 a 1952, abdicó ese año por motivos de salud), y gobernaría el país más de cuatro décadas, hasta 1999. Será recordado como el intermediario conciliador entre palestinos e israelís en Oriente Medio, aun habiendo participado en tres guerras (Guerra de los Seis Días en 1967, Septiembre Negro en 1970 y Guerra del Yon Kipur en 1973). A su muerte fue su hijo Abdulah II quien ocupase el trono, manteniéndose como rey en la actualidad.

El billete de 1 dinar de Jordania de L1959 2ªed. nos muestra en su anverso al joven rey trajeado, esta vez en cromaticidad verde. Su reverso nos deleita con el Domo de la Roca o cúpula que preside la explanada de las Mezquitas de Jerusalem. Patromonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1981, es considerado lugar sagrado tanto para el Islam como para el Judaismo y el Cristianismo.

El billete de 5 dinares de Jordania de L1959 2ªed. nos ofrece al anverso el retrato de Hussein I en cromaticidad roja-rosácea. Su reverso reproduce la vista del Tesoro de Petra, su fachada bajorelieve de 40x28m excavada en la roca en el s. I adC, mezcla de arquitectura helenística y nabatea.

Toda Petra es Patromonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1985. (Podéis repasar esta joya arqueológica con mayor detalle en https://billetesensuhistoria.wordpress.com/2017/06/01/el-tesoro-de-petra-joya-nabatea-de-jordania/)

Las marcas de agua, coincidentes en todos los ejemplares mostrados, nos ofrecen la cabeza ladeada de un joven rey Hussein I con turbante.

Sencillo billetario mezcla de culto al personaje y orgullo por sus orígenes. ¡Espero que os guste!

LÍBANO, “Baalbek” en PIASTRAS y LIBRAS de mediados del s. XX

Libano piastras y libras 1948-1964 anversos y reversos

Desde “Miscelánea” nos trasladamos hasta el continente asiático para recalar en la cuna de los fenicios, Líbano. Este país se encuentra en la zona asiática conocida como Oriente Próximo, limitando con Israel, Siria y bañado por el mar Mediterráneo. Aunque por esa tierra pasaron asirios, babilonios, armenios, persas, griegos, romanos, …hablar del Líbano es hablar de los fenicios, de los descubridores del vino, de los inventores del alfabeto, de los grandes mercaderes de la antigüedad, …y nos tenemos que remontar al año 1200 a.C. si queremos ponerles fecha.

Un poco más cerca, ya en la Edad Moderna, el Líbano fue parte del Imperio Otomano desde el s. XVI hasta su caída tras la Primera Guerra Mundial. Desde entonces sería colonia, hermanada con Siria, y Protectorado de Francia hasta su independencia en 1943. Actualmente cristianos maronitas, drusos, sunitas, chiitas y refugiados sirios y palestinos comparten uno de los territorios asentamiento humano más antiguos del Mundo.

Vamos a contemplar una serie de billetes de mediados del siglo XX emitidos por la “République Libanaise”: los ejemplares de 25 piastras de 1948 y 50 piastras de 1950, y de la emisión del “Banque de Syrie et du Liban”: los ejemplares de 1 libra de 1964, 5 libras de 1955, 10 libras de 1961 y 100 libras de 1958.

Libano piastras y libras 1948-1964 anversos

Sus anversos y reversos, casi monocromáticos por valores, nos ofrecen motivos arqueológicos de distintas épocas, aunque son varios los ejemplares que muestran los restos arquitectónicos de la ciudad de Baalbek y la huella dejada, desde allá por el s.II, por el Imperio Romano. Todo Baalbek fue considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1984. En algunos ejemplares también veremos el mítico cedro libanés entre paisajes.

Libano piastras y libras 1948-1964 reversos

Los valores más pequeños, que se corresponden con los emitidos por la “République Libanaise” (1948-1950), muestran sus numeraciones en cifras árabes en sus anversos. Los valores mayores, emitidos por el “Banque de Syrie et du Liban” (1952-1964), ya ofrecen sus series en numeración occidental. Tercian textos en árabe y en francés, bien manteniendo la separación en anversos o reversos (valores en piastras) o bien mezclados en ambas caras (valores en libras). Los ejemplares en libras fueron impresos por la empresa londinense Thomas de la Rue & Co. Lmtd.

El billete de 25 piastras del Líbano de 1948 nos ofrece al anverso el típico cedro libanés, símbolo por excelencia del país. Para el reverso un prótomo león que servía de gárgola sobre un ornamento con grecas griegas en un friso, parte de los muros del Templo de Júpiter en la ciudad de Baalbek. Coloración predominante granate vino. Textos, valores y numeraciones en árabe en anverso y en francés en reverso. Números de serie en arábigo oriental.

El billete de 50 piastras del Líbano de 1950 nos ofrece al anverso las seis columnas que quedan en pie del Templo de Júpiter en Baalbek. Para el reverso un grabado del Templo de Venús, también de Baalbek. Coloración predominante verde con trazas púrpuras. Textos, valores y numeraciones en árabe en anverso y en francés en reverso. Números de serie se mantienen en arábigo oriental.

El billete de 1 libra del Líbano de 1964 nos muestra en su anverso los restos del Castillo de Sidon “Kalaat Saida al-Bahriya”; restos arqueológicos de una fortaleza erigida por los cruzados en el primer tercio del s.XIII a orillas del Mediterráneo, al centro-sur del país. Para el reverso las seis columnas corintias y cornisa aún en pie del Templo de Júpiter, en la ciudad de Baalbek. Textos en francés y en árabe en ambos lados y números de serie en numeración occidental (numerales indo-arábigos). Monocromaticidad en tonos marrones.

El billete de 5 libras del Líbano de 1955 nos ofrece en su anverso vistas del Palacio de Beiteddine, su patio, sus fuentes y jardines, construido en tiempos del Imperio Otomano en una pequeña ciudad al sureste del país. Data de finales del s. XVIII en una mezcla de arquitecturas árabe e italo-barroca. Para el reverso nos guardan el grabado de un paisaje invernal con cedros nevados. Monocromatismo en tonalidades azules en ambos lados.

El billete de 10 libras del Líbano de 1961 nos muestra al anverso el Templo de Baco en Baalbek, gran muestra de la arquitectura imperial romana de finales del s.II, vestigio excelentemente conservado de la antigua Heliópolis, hoy toda ella Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Para el reverso nos dibujan un paisaje de una colina con una ciudad amurallada en su parte alta y una pequeña casa de campo de piedra blanca con bóveda redonda y su vallado con árboles. Monocromaticidad de tonos verdes claro-oscuros.

El billete de 100 libras del Líbano de 1958 nos ofrece una vista aérea de la ciudad de Beirut, hoy capital del país, con su salida al Mediterraneo y sus cerros cercanos. Para el reverso nos deleitan con un exquisito grabado de un cedro libanés, árbol emblema nacional (de hecho aparece en el centro de su bandera). Cromaticidad en tonos azules.

El cedro libanés es también conocido como cedro de Salomón (rey de Israel; 965 a 928 adC según la Biblia), quien usase su madera para construir el primer Templo de  Jerusalén (destruido por el babilonio Nabucodonosor II tres siglos y medio después).

Sus marcas de agua solo son visibles en los ejemplares en libras, ya del “Banque de Syrie et du Liban”, en los que veremos la cabeza de un anciano barbudo y, ¡como no! el alzado de un cedro.

Un billetario austero pero con ese orgullo patrio en su pasado que ofrecen países con gran historia a sus espaldas.¡Espero que os gusten!

IRLANDA del NORTE, LIBRAS del Northern Bank 1997-2011 desde el City Hall de Belfast

Desde “PaséPorAllí”, nos acercamos hasta Belfast, la capital de Irlanda del Norte para posar junto al City Hall, edificio neorrenacentista construido entre 1898 y 1906 y que es sede en la actualidad del gobierno municipal de la ciudad. Fue diseñado por Alfred Brumwell Thomas. Es un gran edificio de planta rectangular, cerca de 6.000m2,  con torres en sus cuatro esquinas y una gran cúpula central de 53m de altura, a la que se accede por una entrada coronada por un frontón modelado con estatuas clásicas. Toda la fachada de la primera planta está rodeada de columnas con capiteles clásicos adosadas a la pared, marcando la separación entre ventanales de vidrieras con balcón.

desde la entrada al City Hall de Belfast junto al monumento a la reina Victoria

Sus jardines alrededor albergan muy distintos monumentos y esculturas conmemorativas, como el Titanic Memorial, o el Cenotafio en memoria de los caídos en la 1ª Guerra Mundial, o la estatua de la reina Victoria junto a la puerta principal de acceso, entre otras esculturas de ilustres y políticos irlandeses.

Nuestro análisis notafílico se centrará en la serie de libras emitidas por el Northern Bank Limited de Belfast a finales del s.XX e inicios del s.XXI, ya que esta serie nos deleita en sus reversos con el dibujo del frontón y  tímpano clásico que da entrada al majestuoso City Hall.

El frontón que da acceso a la cúpula presenta un tímpano de esculturas clásicas construido por el escultor británico Frederick William Pomeroy en 1898. Representa deidades esculpidas a lo largo de su tímpano; así aparece al centro Hibernia como patrona de Irlanda sosteniendo una antorcha, asistida por Minerva como alegoría de la Industria en general y otras esculturas alegóricas del Trabajo, el Comercio, la Libertad, las Artes,  …todas acompañadas de herramientas u objetos alusivos (rueca de hilar, arpa, caduceo, cincel, antorcha, …)

Contemplaremos los billetes de 10 libras de 1997, 20 libras de 1999, 20 libras de 2011 y 50 libras de 2005. Emitidos por el Northern Bank Limited en libras esterlinas. Este Banco comenzó como Northern Bank en Belfast en 1809, expandiéndose por Irlanda. En 1970 se fusionó con el Belfast Banking Company para formar el Northern Bank Limited. En 1988 fue adquirido por el National Australia Bank y en 2005 paso a manos del grupo danés Danske Bank Group.

Irlanda del Norte serie libras Northern Bank 1997-2011 anversos

Sus anversos representan personajes célebres por su contribución a la industria, que han pasado a la historia por sus inventos o sus desarrollos, como Dunlop con el neumático, Ferguson en el tractor moderno o Davidson con los procesos de calefacción, ventilación y aire acondicionado o con la maquinaria para el cultivo del té. Anversos cuya composición se completa con asimétricos guilloches y repetitivas bandas con la letra N como logo del Banco.

Irlanda del Norte serie libras Northern Bank 1997-2011 reversos

Para los reversos nos guardan el detalle del frontón que da entrada al City Hall, con la orquesta de deidades esculpidas a lo largo de su tímpano  triangular.

Tras el detalle que preside esta cara se dibuja un plano alzado de la silueta de la entrada y cúpula central (a la derecha) y de una de las esquinas con su torre (a la izquierda). Se completa con trazos geométricos circulares y en estrella, dameros y estructuras con ejes radiales.

El billete de 10 libras del NB de Irlanda del Norte de 1997 nos muestra al anverso a John Boyd Dunlop (1840-1921), veterinario escocés inventor del neumático con cámara y a su izquierda una bicicleta, el medio de transporte que más directamente se vio influido por su invento. Fundador de la compañía que lleva su nombre y el de una de las marcas de ruedas más reconocida mundialmente. Para el reverso nuevamente el detalle del frontón en cromaticidad amarronada.

El billete de 20 libras del NB de Irlanda del Norte de 1999 nos ofrece en el anverso a Harry Ferguson (1884-1960), inventor irlandés que contribuyó al desarrollo del tractor agrícola moderno. También desarrollaría el primer coche de Fórmula 1 con tracción en las cuatro ruedas. La marca que mantiene vivo su legado en su razón social es la americana Massey Ferguson. Acompaña el anverso a la izquierda el dibujo de un tractor de época. Para el reverso el frontón del City Hall, esta vez en cromaticidad morada.

El billete de 20 libras del NB de Irlanda del Norte de 2011 es igual a la edición anterior en sus composiciones y grabados. Solo cambia la cromaticidad predominante en el anverso, que es azul púrpura y el frontón en el reverso que se colorea de azul.

El billete de 50 libras del NB de Irlanda del Norte de 2005 nos ofrece a Samuel Cleveland Davidson (1846-1921), ingeniero británico inventor del aire acondicionado, entre otras invenciones para mejoras productivas, como la maquinaria que le acompaña al anverso, una cadena industrial para una fábrica recolectora y productora de té. Pare el reverso el tímpano del frontón del City Hall en tonalidades rosas y moradas.

Sus marcas de agua nos ofrecen los retratos que presiden cada ejemplar: Dunlop en el de 10£, Ferguson en los de 20£ y Davidson en el de 50£. A su derecha una filigrana con el valor del billete en texto inglés.

Las nuevas emisiones de libras ya van serigrafiadas con el nombre del nuevo Banco Danske Bank Group, aunque han decidido conservar las composiciones que hemos revisado, al menos durante la segunda década del s.XXI.

Personajes célebres con sus útiles inventos acompañando una arquitectura de meritoria revisión. ¡Espero que os guste!

¡Pasé por Allí, …en 2017!

ESCOCIA, últimas LIBRAS del Commercial Bank of Scotland, años ’40-’50 del s.XX

Escocia serie libras Commercial Bank años ’40-’50 s.XX anversos y reversos

Desde “Semejanzas” volvemos a la nación celta de Escocia, territorio norteuropeo que forma parte del Reino Unido en las islas británicas. Esta vez nuestra pasión notafílica se centrará en una emisión de libras del Commercial Bank of Scotland, antes de pasar a formar parte del Royal Bank of Scotland. Revisaremos los ejemplares de este banco escocés de 1 libra de 1953 y de 1957, de 5 libras de 1952 y de 20 libras de 1947, últimos diseños que compartirían como emisor al Commercial Bank of Scotland.

La trayectoria del Commercial Bank Of Scotland se inicia en 1810 en Edimburgo; tras su extensión por todo el territorio británico, con sucursales hasta en Londres, finalizaría en 1969 cuando pasó a formar parte del Royal Bank of Scotland. Diez años antes, en 1959 se fusionó con el National Bank of Scotland, manteniendo durante una década la denominación de  National Commercial Bank of Scotland Ltd.

Escocia serie libras Commercial Bank años ’40-’50 s.XX anversos

Contemplaremos algunos ejemplares en “pounds” de la última serie emitida antes de fusionarse, cambiar de nombre y finalmente ser parte del Royal Bank of Scotland. Todos los billetes que revisamos comparten un diseño semejante en sus anversos. Estos están presididos en los ejemplares de mayor valor (5 y 20 libras) por un marco circular con el rostro de Lord Cockburn, custodiado a izquierda y derecha por alegorías de la Agricultura y la Pesca (respectivamente con una hoz sobre mieses y sobre un ancla). En su lado opuesto un medallón con la cabeza ladeada de una joven con diadema de cardos (el cardo es el símbolo heráldico de Escocia desde hace cinco siglos y la Orden del Cardo es la orden de Caballeria que sigue en importancia a la Orden de la Jarretera; en ambas sus miembros solo pueden ser investidos por la Reina británica).

El mismo Lord Cockburn posa en un círculo a la derecha para los billetes de 1 libra, en los que las alegorías de la Agricultura y la Pesca pasan a ocupar todo el pie del anverso custodiando el medallón con el busto de una joven con diadema de cardos, desplazado al centro inferior. Se completa la composición con imágenes de barcos, parte del castillo de Edimburgo y un colorista cicloide con el blasón del escudo de armas del Banco como fondo para los textos. Fueron impresos por la empresa inglesa Bradbury, Wilkinson & Co. Ltd., de New Malden Surrey. Textos en inglés en ambos lados.

Escocia serie libras Commercial Bank años ’40-’50 s.XX reversos

Para los reversos de los valores de 1 libra, se muestra un marco rectangular con la identidad del Banco y sus datos del acta de constitución en 1810. En su interior una barroca composición representando el escudo de armas de la entidad bancaria, con un blasón con el apóstol San Andrés (patrón de Escocia) sujetando una peculiar cruz en forma de aspa (en la que dicen fue crucificado y que bajo el nombre de “Saltire” se usa en la bandera escocesa), coronado por un casco y una alegoría sentada con un ancla. Sobre su cabeza y a su alrededor una cinta con el texto “Ditat Servata Fides” (la fe conserva y enriquece). Al pie del blasón los típicos cardos escoceses y custodiando el escudo dos grifos rampantes (ave mitológica griega con cabeza de águila y cuerpo de león).

Los reversos en los ejemplares de 5 y 20 libras nos trasladan al 14, George Street de Edimburgo en el s. XIX y la sede central de Commercial Bank of Scotland, entre dibujos de la sociedad de la época, familias paseando, carruajes de caballos y niños jugando. El edificio de estilo grecorromano con columnas corintias es actualmente un negocio de hostelería, funcionando como bar, restaurante y club nocturno, conocido como The Dome. Fue proyectado por el arquitecto escocés David Rhind en 1834.

El personaje que preside la serie, Lord Cockburn, o Henry Thomas Cockburn (1779-1854) fue un eminente hombre de leyes y de letras en la Escocia del s.XIX, tanto como abogado y juez como en publicaciones como escritor. Fue además rector de la Universidad de Glasgow y valedor hacia la conservación de los edificios históricos de su ciudad. También ostentaría durante un tiempo la dirección del Commercial Bank of Scotland.

El billete de 1 libra del Commercial Bank of Scotland de 1953, de cromaticidad predominante violeta y textos en morado, lleva sobreimpresa en negro fecha y ciudad de emisión; doble numeración de serie en tipografía negra y la firma de John Maxwell Erskine como General Manager.  

El billete de 1 libra del Commercial Bank of Scotland de 1957; de cromaticidad predominante azul turquesa y textos en azul oscuro, lleva sobreimpresa en negro fecha y ciudad de emisión; doble numeración de serie en tipografía negra y la firma de Ian Macdonald como General Manager

El billete de 5 libras del Commercial Bank of Scotland de 1952, de cromaticidad predominante violeta y textos en morado, lleva sobreimpresa en negro fecha y ciudad de emisión; doble numeración de serie en tipografía negra y la firma de JM Erskine como General Manager

El billete de 20 libras del Commercial Bank of Scotland de 1947, de cromaticidad azul turquesa y textos en azul oscuro, lleva sobreimpresa en negro fecha y ciudad de emisión; doble numeración de serie en tipografía negra y la firma de JM Erskine como General Manager

Sus marcas de agua nos reproducen la alegoría con el busto femenino del medallón de los anversos, con la diadema de cardos sobre su pelo.

Última serie del billetario de un Banco que se inició como Comercial modesto y llegó a tener más de 500 sucursales entre Escocia e Inglaterra en siglo y medio. ¡Espero que os guste!  

SAN PEDRO Y MIGUELÓN, FRANCOS de los’50-’60 “Ilustres de Ultramar”

San Pedro y Miguelón serie francos 1950-1960 -Ilustres en Ultramar- anversos y reversos

Desde “Miscelánea” nos trasladamos hasta el lado americano del Atlántico Norte para recalar en un pequeño archipiélago vecino de Canadá, conocido como San Pedro y Miguelón. Son apenas ocho islas al sur de Terranova que forman parte de los Territorios de Ultramar de Francia. Su historia reciente situa a los portugueses desembarcando en las islas en los inicios del s. XVI, pero sería el gobierno francés quien se las anexó en el s. XVII cuando su pequeña población ser repartía entre indígenas canadienses y pescadores vascos y bretones. Las islas se poblarían y despoblarían, siendo foco de disputas entre ingleses y franceses, hasta que el Tratado de Paris en 1814 las devolvería a Francia. Fueron un puente de contrabando en los tiempos de la Ley Seca estadounidense, entre 1920 y 1933. Tras la 2ª Guerra Mundial decidieron pasar a ser Territorios del Ultramar de la República francesa.

Contemplaremos el peculiar billetario que circularía en sus islas en las décadas de los ’40 a ’60 del pasado siglo. Un artístico billetario que dio a conocer nobles, políticos y exploradores galos de los años dorados de las colonias, en los s. XVII y XVIII. Revisamos los ejemplares de San Pedro y Miguelón de 5 francos, 10 francos, 20 francos y 50 francos de 1950-60, así como las emisiones de 50 francos sobreimpreso 1 NF de 1960 y el ejemplar de 100 francos sobreimpreso 2NF de 1963.

Entre 1946 y 1955 la Caisse Centrale de la France d’Outre Mer emitió billetario para el archipiélago en francos. Fue a partir de 1960 cuando, coincidiendo con la llegada al poder en Francia de Charles de Gaulle (en 1958) y la instauración de la Quinta República (en 1960), se introdujo el “Nuevo franco o NF” cuyo cambio se estableció para esta colonia a 50 francos anteriores. En la revisión contemplaremos dos ejemplares con esta nueva monetización en forma de resello sobre el billete de valor anterior. Desde 1965 ya circularía solamente el franco francés, aunque el dólar canadiense sería aceptado igualmente. Actualmente tanto el euro como el dólar canadiense circulan con total aceptación en su territorio.

San Pedro y Miguelón serie francos 1950-1960 -Ilustres en Ultramar- anversos

Sus anversos nos deleitan con una composiciones multicolores que nos presentan a famosos exploradores, políticos, navegantes o nobles de los siglos XVII al XIX presidiendo ejemplares con paisajes, cabañas y oriundos de las colonias tropicales de Ultramar, junto a galeones, carabelas y naos de época. Textos en francés con la firma de André Postel-Vinay como Le Directeur Général. Números de serie en tipografía negra y el nombre del territorio “SAINT PIERRE ET MIQUELON” repetido por duplicado tanto en anverso como en reverso.

San Pedro y Miguelón serie francos 1950-1960 -Ilustres en Ultramar- reversos

Para los reversos mantienen los dibujos multicolores reproduciendo paisajes tropicales junto a habitantes indígenas y exuberante vegetación (composiciones algo desubicadas tratándose de unas islas del Atlántico Norte, pero que formaron parte de un billetario colonial muy repartido geográficamente).

Impresos por el Banque de France, los artistas responsables de estas magistrales viñetas fueron Georges André Klein, Paul Munier y William Fel, de la mano de los ilustradores Beltrand, Chapon, Broutin, Magd, Regnier y Armanelli.

El billete de 5 francos de San Pedro y Miguelón de 1950-60 nos ofrece en el anverso a Louis Antoine de Bougainville (1729-1811), explorador francés y almirante de la fragata “La Boudeuse”, que le acompaña en el grabado y que serviría en la guerra entre Francia y los estados de Norteamérica en el siglo XVIII. En el reverso una nativa con un colorista atuendo típico junto a frutas tropicales en un paisajes de palmerales, maizales, montañas y casa colonial.

El billete de 10 francos de San Pedro y Miguelón de 1950-60 nos muestra en el anverso a Jean Baptiste Colbert (1651-1690), marqués de Seignelay y Secretario de la Marina con el rey Luis XIV; completó el “Código Negro –Code Noir-” o decreto que definía las condiciones de exclavitud en el Imperio colonial francés, que sería aprobado por el rey francés en 1685. Completan la escena veleros surcando el mar cerca de la costa. Para el reverso una piragua en un lago entre exuberantes paisajes con arboles y frutas tropicales.

El billete de 20 francos de San Pedro y Miguelón de 1950-60 nos ofrece al anverso a Émile Gentil (1866-1914), líder militar francés y navegante que administraría diferentes colonias del África francesa. La composición se completa con una vista de un poblado africano de chozas y colonos negros. El reverso nos ofrece dos hombres oriundos africanos en un entorno lacustre.

El billete de 50 francos de San Pedro y Miguelón de 1950-60 nos deleita en el anverso con Pierre Bélain d’Esnambuc (1585-1637) junto a un galeón surcando el océano. Pierre Bélain d’Esnambuc fue un navegante francés del s. XVI (1585-1637) que expandió la colonización francesa en los territorios del Caribe, estableciendo la primera colonia gala de América central en la isla de la Martinica en 1635, sufragado por el Cardenal Richelieu y para el rey Luis XIII. Le siguieron la Guyana francesa, Guadalupe, San Pedro y Miguelón, y varias de las Antillas (que compartiría con los ingleses). El reverso nos ofrece la imagen de una nativa semidesnuda apoyada en una lanza sobre un colorista escudo y delante de una cabaña. 

El billete de 50 francos de San Pedro y Miguelón sobreimpreso 1NF de 1960 es una edición similar al anterior en la que se ha revalorizado con el contravalor de la nueva moneda “Nuevo Franco”, que queda expuesta con sobreimpresiones azules, de texto y número, en la zona circular blanca sobre la marca de agua. Este ejemplar rescata una emisión de la isla africana de La Reunión donde se ha tachado su procedencia mediante líneas horizontales sobre el texto de su ubicación primitiva.

El billete de 100 francos de San Pedro y Miguelón sobreimpreso 2NF de 1963 está presidido en su anverso por Bertrand-François Mahé (1699-1753), conde de La Bourdonnais y capitán de la Marina francesa que estuvo al servicio de los portugueses en Goa (India) y posteriormente gobernaría para la colonia las islas africanas de Mauricio y La Reunión. Le acompañan en la composición dos jóvenes nativas con frutas tropicales. El contravalor de 2NF se muestra sobre la marca de agua en sobreimpresión roja. Para el reverso un paisaje de montañas y palmeras y la cabeza y torso ladeado de una joven enjoyada.

Las marcas de agua en los valores pequeños son filigranas de anclas y barcos. Para los valores mayores la cabeza ladeada de Ceres, diosa de la Agricultura, la Fecundidad y las Cosechas (en el ejemplar de 50 francos) y la cabeza de una dama con gorro frigio (en el ejemplar de 100 francos).

Artística muestra de un billetario colonial universal para un territorio algo “desubicado” en cuanto a sus grabados. ¡Espero que os guste!

NUEVA ZELANDA, la reina ISABEL II en los DÓLARES de los años ’80

Nueva Zelanda dolares Isabel II años ’80 s.XX anversos y reversos

Desde “Miscelanea” nos acercamos al continente de Oceanía, recalando en Nueva Zelanda, país insular al suroeste del océano Pacífico en las antípodas de España. Auspiciado por la Commonwealth rinde pleitesía a la reina británica Isabel II.

Vamos a repasar el billetario con el retrato de la reina británica que emitieron en la década de los años ’80 del pasado siglo. Contemplaremos los billetes de Nueva Zelanda de 1 y 5 dólares de 1981-85, de 2 y 20 dólares de 1985-89, de 10 dólares de 1989-92 y la emisión de 10 dólares de 1990 conmemorativa de los 150 años del Tratado de Waitangi (1840) entre el pueblo maorí y la reina Victoria I. Fueron impresos por Bradbury, Wilkinson & Co (NZ) Ltd. de Whangarei, en la isla Norte de Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda dolares Isabel II años ’80 s.XX anversos

Sus anversos están presididos por el retrato de la reina Isabel II al lado derecho y una secuencia de cicloides, guilloches y tramas geométricas formando un artístico e irregular marco. Al pie de los anversos el texto del Banco “Reserve Bank of New Zealand”, su valor en texto inglés al centro y en número en diagonal (arriba a la izquierda y abajo a la derecha). Los números de serie en la diagonal opuesta a los valores, en tipografía negra en la esquina superior derecha e inferior izquierda. Policromía en cicloides con predominancia monocolor para cada valor.

Nueva Zelanda dolares Isabel II años ’80 s.XX reversos

Los reversos nos ofrecen flora y fauna avícola autóctona en unos grabados multicolores que presiden la práctica totalidad de su composición. Textos en inglés con el Banco (al pie) y el valor (en el lado superior derecho) y valores en número sobre rosetas cicloidales en las esquinas superior derecha e inferior izquierda. Solo el ejemplar conmemorativo de 1990 cambia esta composición de naturaleza viva por una recreación de la firma del Tratado de Waitangi.

El retrato de la reina Isabel II es un grabado extraído de la foto que Peter Grugeon le hiciese en 1977, justo en la fecha del Jubileo de Plata de la monarca, a los 25 años de su proclamación como reina, en 1952, del Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Ceilán y Pakistán. Lleva sobre la cabeza la tiara de la Gran Duquesa Maria Paulovna de Rusia (adquirida por la abuela de la reina en 1920 y adaptada por el joyero Garrard), conocida como tiara Vladimir (el Gran Duque Vladimir era hijo del zar Alejandro II y esposo de María Paulovna).  Lleva en su cuello el collar del Jubileo de Oro de su tatarabuela la reina Victoria (sufragado por suscripción popular entre las mujeres británicas para los 50 años de reinado en 1887). También va engalanada sobre su hombro con la Orden de la Familia Real del rey Jorge VI y debajo la del rey Jorge V.

El billete de 1 dólar de Nueva Zelanda de 1981-85 nos ofrece el retrato de Isabel II en un anverso de tonalidad predominante amarronada. Lleva la firma de H. R. Hardie como Chief Cashier. En su reverso nos muestra un grabado con flores del género “clematis” y pájaro “fantail”, característico de Australasia.

El billete de 2 dólares de Nueva Zelanda de 1985-89 muestra a Isabel II en un anverso púrpura. Lleva la firma de S. T. Russell como Governor. Para el reverso nos guardan a la planta del muérdago o “mistletoe” junto a un “rifleman”, pequeño pájaro endémico de Nueva Zelanda.

El ejemplar de 5 dólares de Nueva Zelanda de 1981-85 muestra a la reina en un anverso de cromaticidad anaranjada. Lleva la firma de H. R. Hardie como Chief Cashier. En su reverso nos deleita con la planta leguminosa “kowhai”, muy típica de los jardines neozelandeses, acompañada por un “tui” o ave cantarín endémico del territorio.

El ejemplar de 10 dólares de Nueva Zelanda de 1989-92 muestra a la reina Isabel II en cromaticidad azulada. Lleva la firma de D. T. Brash como Governor. Al reverso grabados de un ramo de “mountain lily”, flores autóctonas neozelandesas muy parecidas a las margaritas. Están acompañadas  por un ave “kea”, loro oriundo de este territorio.

El ejemplar de 10 dólares de Nueva Zelanda Conmemorativo editado en 1990 realza los 150 Años del Tratado de Waitangi, firmado en 1840 entre la reina Victoria I del Reino Unido y los jefes maoríes de la isla norte, con el que hacían de Nueva Zelanda un protectorado británico, a la vez que se interpretaba como el tratado fundacional de esa nueva nación neozelandesa. Lleva la firma de D. T. Brash como Governor en un anverso semejante al anterior, pero incluyendo un logo circular blanco-rojo con el detalle de la conmemoración. El reverso nos muestra la recreación de la firma del Tratado entre los representantes de la corona británica y los jefes de las tribus maoríes.

El billete de 20 dólares de Nueva Zelanda de 1985-89 nos presenta a Isabel II en un anverso verde oscuro. Lleva la firma de S. T. Russell como Governor. Al reverso nos ofrece una rama de “miro” o conífera endémica neozelandesa, junto a un ave “pigeon” o paloma maorí, también endémica de la zona.

Las marcas de agua de todos los valores nos muestran el retrato del Capitán James Cook (1728-1779), marino inglés primero en circunnavegar Nueva Zelanda y cartografiar los territorios de Oceanía.

Continuamos con ese culto a la corona británica a través de su reina en los billetarios de lejanos territorios de la Mancomunidad de Naciones. ¡Espero que os gusten!

AUSTRIA, las CORONAS postWWI y el resello “DEUTSCHÖSTERREICH” de 1919

Austria serie coronas 1919 sello Deutschosterreich anversos y reversos

Austria serie coronas 1919 sello Deutschösterreich anversos y reversos

Desde “Miscelánea” volvemos a Europa, a los años del fin de la 1ª Guerra Mundial, años clave que supondrían el final de los grandes imperios. El Imperio Alemán, la Rusia Imperial, el Imperio Otomano y el Imperio Austrohúngaro perderían su hegemonía de conjunto y acometerían una revolución o simplemente su desmembración en territorios históricos menores e independientes. Centraremos esta vez nuestra revisión notafílica en la Austria de posguerra y el periodo 1919-1921.

La 1ª Guerra Mundial finalizó en noviembre de 1918. Alemania había arrastrado de su lado a italianos, austrohúngaros, otomanos, búlgaros y japoneses, y sucumbió ante la alianza de franceses, ingleses, rusos y americanos. El primer tratado de paz tras el armisticio se firmó en Versalles (Francia) en junio de 1919 y determinaría las condiciones que los aliados iban a imponer al gobierno alemán del 2º Reich y sus potencias aliadas. El conocido como Tratado de Versalles (junio 2019) fue precedido de la Conferencia de Paz de París (enero 2019), donde los países vencedores prepararon las condiciones a ofrecer a los países vencidos. Los diferentes tratados derivados de París se fueron presentando posteriormente a los derrotados para su firma casi incondicional. No solo se trató de un nuevo reparto territorial en el viejo continente, sino que también se reasignaron colonias de ultramar, tanto africanas como del Lejano Oriente y Oceanía, además de las exigencias económicas en indemnizaciones hacia los países vencedores y otras clausulas de reparación y garantías. De esta Conferencia saldrían los Tratados de Versalles, de Saint Germain-en-Laye, de Neuilly, de Trianon y de Sévres.

 

Nos vamos a centrar, para la Notafilia, en la serie de billetes que circularían nada más finalizar la guerra en la zona austriaca. Contemplaremos los billetes de 1, 2, 10, 20, 100, 1.000 y 10.000 coronas que el Banco  Oesterreichisch-Ungarische Bank resellaría DEUTSCHÖSTERREICH para la conocida como Austria alemana en 1919.

El Tratado de Versalles en su parte III (cláusulas para Europa) -sección VI -artículo 80 dictaba: “Alemania reconoce y respetará estrictamente la independencia de Austria, dentro de las fronteras, que podrá establecerse en un Tratado entre ese Estado y las Principales Potencias Aliadas o Asociadas; estando de acuerdo en que esta independencia será inalienable, salvo con el consentimiento del Consejo de la Liga de las Naciones Unidas.”  El Tratado se firmó el 28 de junio de 1919

El Tratado de Saint Germain-en-Laye, firmado en la ciudad homónima cerca de París, iba a ser el tratado que ya mencionaban en Versalles para el territorio austriaco. Reconocería la nueva República de Austria, ya desmembrada del Imperio Austrohúngaro y con los territorios de mayor arraigo alemán (no solo por el idioma sino por el deseo de volver a formar una gran Alemania), pero esa República deseada de Austria Alemana “Deutschösterreich”, era precisamente lo que el Tratado frustró, imposibilitándoles la unión con Alemania. El Tratado se firmó el 10 de septiembre de 1919.

Austria serie coronas 1919 sello Deutschosterreich anversos

Austria serie coronas 1919 sello Deutschösterreich anversos

La recién creada República austriaca decidió sobreimprimir el billetario que circulaba entonces en su territorio, o emitir el mismo billete pero ya solo en alemán, mientras preparaba un nuevo billetario para su sustitución. Por este motivo, nos encontraremos billetes del Oesterreichisch-Ungarische Bank resellados con el texto “DEUTSCHÖSTERREICH” entre cicloides, en distintas posiciones (horizontal o verticalmente) y principalmente sobre sus anversos. Veremos sellos en tinta roja (la mayoría), en tinta naranja (el de 10 kr) y en tinta verde (los valores pequeños).

Austria serie coronas 1919 sello Deutschosterreich reversos

Austria serie coronas 1919 sello Deutschösterreich reversos

El billete de 1 corona de 1919, resellado sobre la emisión de 1916, ofrece anverso de corte clásico en los idiomas alemán y húngaro y con los escudos austriaco (a la izquierda) y húngaro (a la derecha). Lleva sello “Deutschösterreich” en tinta verde. En el reverso sobre un marco hexagonal en realce una cabeza clásica con casco romano, el nº de serie y el valor del billete en los idiomas checo, polaco, ucraniano, italiano, esloveno, croata, serbio y rumano, así como la pena al falsificador en alemán y en húngaro.

El billete de 2 coronas de 1919, resellado sobre la emisión de 1917, ofrece anverso de marcos florales y dos rostros de mujer enfrentados a ambos lados y el escudo austriaco al centro. En este lado también se tipografía el nº de serie y lleva el sello “Deutschösterreich” en tinta verde. Se sigue presentando el valor del billete en los idiomas checo, polaco, ucraniano, italiano, esloveno, croata, serbio y rumano; el resto de texto en anverso es en alemán. Para el reverso una composición floral semejante con rostros femeninos a ambos lados y el escudo húngaro y logo del Banco OMB (Osztrak Magyar Bank) al centro. Los textos en este lado en húngaro.

El billete de 10 coronas de 1919 resellado sobre la emisión de 1915 sigue las mismas pautas que los anteriores. En anverso texto en alemán excepto los ocho idiomas para su valor, el escudo austriaco y la imagen del rostro de un niño, además del nº de serie  y el resello, que esta vez se sobreimprime verticalmente en el lado derecho y en tinta naranja. Para el reverso se cambia el rostro por el de un joven, el texto ya en húngaro y el escudo de Hungría. Además lleva un resello de la época imperial con un aspa en un círculo, en tinta roja.

El billete de 20 coronas de 1919 resellado sobre la emisión de 1913 sigue las mismas pautas que los anteriores en reparto de textos e idiomas en anversos y reversos. En el anverso muestra un rostro femenino en un marco acampanado al lado del escudo austriaco entre cicloides en estrella. El sello “Deutschösterreich” en tinta roja en horizontal tapando el nombre del Banco original. En el lateral izquierdo en vertical el texto “II Auflage” (2ª edición, en alemán) y al pie el texto multiidiomático del valor del ejemplar. El nº de serie esta vez pasa al reverso, que también ofrece un retrato de una dama en un marco acampanado y el escudo húngaro entre curvas de cicloides en forma octogonal. El texto de la 2º edición pasa al lado derecho, también en vertical y en húngaro “II Kiadas”.

El billete de 100 coronas de 1919 resellado sobre el diseño de 1912 mantiene la representación de un rostro femenino sobre un marco ovalado. En este ejemplar anversos y reversos son iguales y solo textualizan el alemán (salvo el valor del billete en los ocho idiomas ya comentados). Se ha omitido imprimir el lado húngaro al reverso, por lo que solo se muestra el escudo austriaco en ambos lados. El nº de serie, en rojo, va en el anverso, como el sello “Deutschösterreich”, que también va en tinta roja y en horizontal. Esta emisión fue posterior a la desmembración del Imperio y al ser para la zona austriaca se omitió toda impresión relativa a su “socio imperial”.

El billete de 1.000 coronas de 1919 resellado sobre el diseño de 1902 vuelve a ofrecer al anverso un rostro femenino, esta vez con una corona floral en su cabeza y al lado un gran escudo austriaco. Idioma solo alemán (excepto para su valor que se siguen mostrando los ocho idiomas territoriales), resello horizontal “Deutschösterreich” en rojo. Su reverso es completamente distinto a los anteriores, sin rastro del húngaro y en una composición multicolor de ornamentos florales y geómétricos ofrece enfrentados dos discos con la imagen de la joven del anverso en posiciones volteadas a izquierda y derecha. Se trata también de una emisión coetánea con el desmembramiento del Imperio y solo para la zona austriaca.

También contemplaremos un ejemplar de 1.000 coronas de 1919 resellado sobre el diseño de 1902, pero que como el anterior de 100 coronas, también repite las mismas composiciones en anverso y reverso, omitiendo los símbolos y textos relativos a Hungría. Su resello rojo “Deutschösterreich” se nos presenta en posición vertical en el anverso. Esta emisión, aunque también tras la disolución del imperio, debería fecharse antes que la que contemplamos con el ejemplar anterior que ya ofrecía cierto rediseño innovador en el reverso.

El billete de 10.000 coronas de 1919, resellado sobre un diseño de 1918, es una copia del de 1.000 coronas, para el que solo cambian su valor y los textos consecuentes. En el anverso el resello en rojo “Deutschösterreich” y el reverso con la misma composición ornamental vista en el de 1.000 editado ya en época austriaca.

Hemos podido repasar tres diferentes etapas que el Banco Austrohúngaro “Oesterreichisch-ungarische Bank” afrontó nada más constituirse la Austria alemana. Primero el resello sobre billetes del antiguo imperio, luego el resello sobre billetes con anversos y reversos iguales pero solo en alemán, y finalmente el resello sobre nuevas emisiones con los mismos anversos pero reversos completamente distintos y algo más artísticos y ornamentales.

Austria serie coronas 1919 sello Deutschosterreich anversos-reversos

El Banco Austrohúngaró fue liquidado en 1921, con una inflación ya casi desbocada, pero no sería hasta 1922 cuando se renovaría completamente este billetario con nuevas emisiones de coronas. Los otros estados que se sucedieron tras la desmembración del Imperio también definieron su propio sello para diferenciar la circulación en sus territorios; esto ocurrió con Hungría, Rumanía, Checoslovaquia, el reino de Serbia, Croacia y Eslovenia e incluso el Estado Libre de Fiume, por lo que también nos encontraremos estos mismos billetes con otras sobreimpresiones en forma de sellos territoriales.

 

Interesante y efímera readecuación de un billetario imperial para tiempos de renacer. ¡Espero que os gusten!