HOLANDA, serie FLORINES de los años ’20 del s. XX

Holanda serie gulden años ’20 s.XX anversos y reversos

“La Notafilia es Arte, es Cultura, es Historia, …¡Descúbrela!”

Desde “Miscelánea” nos trasladamos al noroeste europeo para recalar en Holanda. También conocido como Países Bajos, este país formó parte del Sacro Imperio Romano Germánico bajo el reinado del emperador Carlos V (rey Carlos I de España, nieto de los Reyes Católicos). Se independizarían a mediados del s. XVII (paz de Münster -1648) iniciando su crecimiento y expansión por medio mundo, a través de sus colonias ultramarinas.

El Imperio neerlandés, en diferentes etapas de su dominio naval, sentó colonias en las Indias Orientales (actual Indonesia), Formosa y Ceilán (actuales Taiwán y Sri Lanka), en Malaca (actual Malasia Occidental), en la Guayana Neerlandesa (actual Surinam), en la costa atlántica norteamericana Albany y Nueva Amsterdam (actual Estado de Nueva York) y en Pernambuco en Brasil. En el continente australiano también dejaron su huella: en mapas marinos del s. XVII Australia es cartografiada como Nueva Holanda y Nueva Zelanda toma su nombre de la provincia holandesa de Zelanda, al suroeste del país.

desde la plaza Dam con el Palacio Real (s. XVII) al fondo -Amsterdam

Con Napoleón I entraría a formar parte del Imperio francés, hasta que en 1815 se constituyó el Reino de los Países Bajos con la incorporación de Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Tanto Bélgica como Luxemburgo se separarían para constituirse en naciones independientes unas décadas después (1839 y 1867 respectivamente).

Vamos a revisar una terna de billetes emitidos para Holanda en la década de los años ’20 del pasado siglo. Un tiempo difícil para Europa, con una recuperación postbélica todavía reciente que culminaría con la Gran Depresión de 1929, iniciada con la caída de la Bolsa de Nueva York, que sumiría al comercio internacional, al desempleo y al poder financiero mundial en una crisis sin precedentes. Contemplamos los billetes de Holanda de 10 florines de 1929, 20 florines de 1926 y 50 florines de 1931, emitidos por el De Nederlandsche Bank de Amsterdam e impresos por la empresa Johan Enschedé en Zonen, de Haarlem. La serie se completa con los valores de 25 y 500 florines (no mostrados). Se desmonetizaron en 1945.

Holanda serie gulden años ’20 s.XX anversos

Sus anversos nos ofrecen diseños de los artistas neerlandeses Jan Visser jr. (ejemplares de 10 y 20 gulden) y Jacob Jongert (ejemplar de 50 gulden). Sus textos en holandés y cromaticidad monocolor para cada valor. Las leyendas se imprimen con distintos tipos, tramas y tamaños  de letras. Llevan las firmas de Gerard Vissering como De President y de Guillaume Henry Marie Delprat como De Secretaris.

La composición resalta una viñeta popular en cada ejemplar, así vemos el torso de una joven ataviada con traje típico de Zelanda en el de 10 florines, un timonel en el de 20 florines y la cabeza de la deidad Minerva con casco en el ejemplar de 50 florines.

Holanda serie gulden años ’20 s.XX reversos

Para los reversos nos ofrecen composiciones de cicloides en simetría en el campo no ocupado por la marca de agua. Leyendas en holandés en distintos cartuchos y números de serie por triplicado (ejemplares de 20 y 50 gulden) o cuadruplicado (ejemplar de 10 gulden). Se incluye la fecha y lugar de emisión, Amsterdam, en tipografía negra. Los “reyes del cicloide” hacen honor a su reconocimiento como maestros de este dibujo geométrico-artístico con estos reversos.

Holanda 10 gulden 1929 (168x96mm) pk.43b anverso

El billete de 10 florines de Holanda de 1929 está presidido por la viñeta de una joven con vestimenta y sombrero típico de la provincia de Zelanda, al sur del país. El retrato es de una trabajadora de la sucursal del Banco DNB en la capital de dicha provincia, Middelburg, ataviada con el traje tradicional. Cromaticidad predominante azulada en su anverso y con tonos violetas, verdes y marrones al reverso. La zona de reserva para la marca de agua es rectangular, situada en el tercio izquierdo del campo del billete. Los dos tercios restantes quedan enmarcados con el valor en nº en sus cuatro esquinas y un fondo de hojas, tallos y frutos sobre el que se dibujan las leyendas y la viñeta principal.

Holanda 10 gulden 1929 (168x96mm) pk.43b reverso

El reverso queda presidido por una espectacular roseta central de cicloides estrellados con aire psicodélico y bandas radiales de guilloches de colores alternos barriendo sus 360º. Cartelas de texto y datos de la emisión por duplicado y números de serie por cuadruplicado.

Holanda 20 gulden 1926 (168x86mm) pk.44 anverso

El billete de 20 florines de Holanda de 1926 nos ofrece como viñeta principal un primer plano de un marinero al timón en plena navegación, con algún velero a lo lejos. A la izquierda de su dibujo el logo del banco con las letras superpuestas NB en una roseta muy barroca. Al centro del anverso el escudo de armas de Países Bajos (un león rampante con una espada y un manojo de flechas en sus garras). Cuatro rosetones tipo cartela con el valor del billete en las respectivas esquinas y una artística figura con cuatro caballitos de mar en simetría radial completan este bello anverso. Cromaticidad con fondo amarillo verdoso, leyendas en negro y grabados en tonos azules.

Holanda 20 gulden 1926 (168x86mm) pk.44 reverso

Para el reverso un extraordinario grabado de discos, estrellas y rombos formados por repetitivas guilloches. El valor en nº aparece tres veces en la banda central. En las cuatro esquinas de la composición sendas rosetas circulares de cicloides. Datos de emisión en letras negras y números de serie por triplicado en tipografía roja. Cromaticidad en grises, verdes, marrones y tonos púrpura.

Holanda 50 gulden 1931 (140x100mm) pk.47 anverso

El billete de 50 florines de Holanda de 1931 nos muestra a la derecha del anverso la cabeza de la diosa romana Minerva (la Atenea griega) con casco y dos de sus atributos, la lechuza y una especie de brida de carruajes. Minerva era la deidad de la guerra, a la vez que patrona de los artesanos. A la izquierda, y sobre el área circular de reserva para la marca de agua, se superponen bandas circulares concéntricas con el valor del ejemplar y las iniciales del banco NB embutidas a modo de anillos esculpidos superpuestos. Esta composición ocupará todo el campo libre del billete y sobre él irán las leyendas en letras de diferentes tipos y tramas y dos discos de guilloches con el valor numeral. Cromaticidad gris azulada.

Holanda 50 gulden 1931 (140x100mm) pk.47 reverso

El reverso nos ofrece un incompleto rosetón de guilloches entorno al área de la marca de agua como centro de composición. El resto se completa con diferentes bandas horizontales y verticales de distinta cromaticidad y minucioso entramado de figuras, grecas o guilloches. Lado multicolor en tonos fríos, con mezcla de púrpuras, azules, marrones y verdes. Números de serie por triplicado en tipografía negra.

En cuanto a las marcas de agua, veremos desde un velero en el mar para el ejemplar de 10 florines, dos avispas simétricas en el billete de 20 florines o un conjunto de hojas palmeadas en el ejemplar de 50 florines.

desde Amsterdam sobre sus canales …y sus bicicletas

Una pequeña selección, casi centenaria, de un elegante billetario para un país que nos va a sorprender con su dominio del arte del cicloide en todas sus emisiones. ¡Espero que os agraden!

HOLANDA, transición en sus 10 FLORINES de los años ’40 del s. XX

Holanda 10 gulden 1940 -Queen Emma vs. 10 gulden 1941 -Young Girl by P. Moreelse anversos y reversos

“La Notafilia es Arte, es Cultura, es Historia, …¡Descúbrela!

Desde «Semejanzas», nos adentramos en Holanda, también conocido como Paises Bajos, país del noroccidente europeo, bañado por el mar del Norte, que actualmente forma parte de la Unión Europea, también monetariamente.

Esta vez reunimos para su contraste tres emisiones de billetes holandeses de la década de los ’40 del s.XX, coincidentes en su valor, todos ellos de 10 florines (“gulden”). Contemplaremos los billetes de 10 gulden de los Paises Bajos de 1940, 1941 y 1942, emitidos por el “De Nederlandsche Bank”.

De Nederlandsche Bank” se fundó en 1814 por el rey Guillermo I (príncipe de Orange y Duque de Nassau; 1772-1843). Desde entonces tuvo el monopolio de emisión de billetes holandeses, aunque a comienzos de los años ’40 del s.XX era una mera sucursal del Reichsbank, en plena II Guerra Mundial con los Países Bajos bajo la ocupación alemana.

En los billetes de 10 gulden que contemplamos, el cambio más significativo se produce en 1940 cuando, nada más ser ocupada Holanda por las tropas alemanas, la imagen que preside el anverso con un retrato de la reina Emma (grabado de una fotografía de Franz Ziegler) es cambiada por una imagen de una joven dama (grabado de una pintura de Paul Moreelse).

La reina Adelaida Emma Guillermina Teresa de Waldeck y Pyrmont (1858-1934), reina Emma “para los amigos”, fue reina consorte nada más casarse en segundas nunpcias con el rey Guillermo III, y reina regente de los Paises Bajos hasta que su hija Guillermina llegara a la mayoría de edad. En 1898, la reina Guillermina tomó las riendas de la monarquía neerlandesa, y Emma continuaría como reina madre hasta su muerte en 1934.

El resto de los anversos es idéntico en las emisiones de 1940, 1941 y 1942. Tan solo cambia ligeramente la tonalidad de colores de sus impresiones, siendo el billete de 10 gulden 1940 (reina Emma) de tonos predominantes marrones y verde grisáceos y los billetes de 10 gulden de 1941 y 1942 de tonos azules y verde grisáceos. Imponente el dominio de la técnica del guilloche o cicloide en ambas superficies (anverso y reverso). Textos en neerlandés.

Los reversos son idénticos en cromaticidades y tan solo cambian las fechas de emisión. Entre las extraordinarias rosetas de cicloides y presidiendo el centro se representa el escudo de los Paises Bajos, un blasón con un león rampante armado con una espada en una garra y un haz de flechas en la otra; a su cabeza la corona real holandesa. Sus cromaticidades mezclan rojo, azul y verde grisáceo. Números de serie serigrafiados en negro.

Billete de 10 florines de Holanda de 1940 con el retrato de la reina Emma, grabado por Hendrik Seegers de una foto de Ziegler.

Billete de 10 florines de Holanda de 1941 con el retrato de una joven dama extraído de un cuadro de Paul J. Moreelse. Marca de agua de la edición anterior (rostro de un anciano)

Billete de 10 florines de Holanda de 1942, igual que la edición de 1941 pero con marca de agua o filigrana renovada (racimo de uvas)

Las marcas de agua nos ofrecen la imagen del rostro de un anciano en las ediciones de 1940 y 1941 y la imagen de un racimo de uvas en la edición de 1942.

Los patrones geométricos y el detalle de los grabados del billetario neerlandés no deja de sorprenderme por su maestría, aunque sus cromaticidades no sean precisamente alegres. ¡Espero que os gusten!

PAISES BAJOS, “PRINCESITAS” del billetario holandés de los años 40‘ del siglo XX.

Paises Bajos,  «Princesitas» en Florines de los años 40 s.XX anversos y reversos

“La Notafilia es Arte, es Cultura, es Historia, …¡Descúbrela!”

Traemos para su revisión una selección de billetes “neerlandeses” de las décadas de los ’30 y ’40 del s.XX, todos ellos coincidentes en sus motivos pictóricos, centrados en la exaltación de jóvenes retratadas por grandes pintores de época.

La selección “Princesitas” nos mostrará en todo su esplendor los billetes de 25 florines de Holanda de las emisiones de 1940, 1944, 1945 y 1947, el billete de 50 florines de Holanda de 1941 y los billetes de 100 florines de Holanda de 1935 y 1947. Todos ellos impresos por Johan Enschede con sedes en Haarlem y Amsterdam emitiendo billetes para el DNB (De Nederlandsche Bank).

El Banco de Holanda a comienzos de los años ’40 era una mera sucursal del Reichsbank, en plena II Guerra Mundial con los Países Bajos bajo la ocupación alemana. No sería hasta 1945 cuando los Países Bajos fueron liberados por los aliados.

En la selección que contemplamos veremos anversos que exaltan bellezas ya retratadas por pintores famosos de otras épocas y reversos que ofrecen entramados geométricos de rosetas, guilloches y trazos regulares, como no podía ser de otro modo, tocados de la mano de los “reyes del cicloide”, los artistas holandeses.

Los billetes de 25 florines de Holanda de 1940 y 1944 nos ofrecen en sus anversos un grabado con el retrato de una pequeña dama, extraído del cuadro “The Little Princess” (1623) del artista holandés Paul Moreelse (1571-1638). El cuadro original, óleo sobre lienzo, se expone en el Rijksmuseum de Amsterdam.

Diseñados por el artista André Van der Vossen e impresos por la Royal Joh Enschéde de Haarlem (Holanda).

El billete de 25 florines de Holanda de 1945 (el más pequeño de todos ellos) nos ofrece el rostro de otra pequeña dama extraída del cuadro “Girl in a Blue Dress” del pintor retratista holandés  Johannes Cornelisz Verspronck (s. XVII) pintado en 1641 (óleo sobre lienzo actualmente también en el Rijksmuseum de Amsterdam).

El billete de 25 florines de Holanda de 1947 nos ofrece un anverso floral en el que destaca el torso y rostro de una joven dama, diseño conocido como “Flora” (diosa romana de las flores y de la primavera) de manos del pintor holandés Johannes Roozendaal (1911-2000).

El billete de 50 florines de Holanda de 1941 nos ofrece en un montaje que veremos repetido en otros ejemplares del billetario holandés, la imagen duplicada a cada lateral del anverso a modo de espejo (imagen izquierda reflejada en el lado derecho a modo fotográfico de positivo vs. negativo).  Es el rostro de una joven dama, parte del cuadro “The Oister Eater” (La comedora de ostras) del pintor  Jan Havicksz Steen (pintor barroco holandés del s. XVII), en torno a 1660.

El reverso de este ejemplar también nos muestra un grabado pictórico, “Winter Landscape” (escena invernal) extraída del cuadro del pintor barroco holandés Isaac Van Ostade (s. XVII), en torno a 1643. Oleo sobre madera actualmente en el Hermitage Museum de San Petersburgo.

El billete de 100 florines de Holanda de 1935 nos ofrece el retrato de una joven dama a ambos lados del anverso, en un montaje reflejado (a modo de espejo a derecha e izquierda). Diseño de Lion Cachet de una obra de Jan Van Scorel (pintor holandés del s. XV-XVI).

El billete de 100 florines de Holanda de 1947 nos ofrece el rostro de Adriaentje Hollaer (mujer del pintor holandés Hendrik Martenszoon Sorhh, del s. XVII) extraído del retrato que hizo Rembrand al matrimonio en torno a 1647.

Mención especial para las filigranas o marcas de agua de los diferentes ejemplares, repartidas alrededor de toda la superficie de los billetes y de gran creatividad.

Aunque las bellezas femeninas de los anversos ya nos han cautivado, una revisión detenida de los reversos nos deleitará con el gran arte del cicloide de manos de los mejores en su género. ¡Espero que os gusten!