HUNGRÍA, 1920-23 sus nuevas y efímeras CORONAS tras la caída del Imperio

Hungria 1000-5000 coronas 1920 vs. 1000-5000 coronas 1923 anversos y reversos

Hungría 1000-5000 coronas 1920 vs. 1000-5000 coronas 1923 anversos y reversos

Para “Semejanzas” y desde Centroeuropa recalamos en Hungría, actual miembro de la Unión Europea (desde 2004) con una historia a sus espaldas de hunos, ostrogodos, lombardos, ávaros, magiares, … y más reciente, imperial (formó parte del Imperio Austrohúngaro entre 1867 y 1918), como reino sin rey (en manos de al almirante conservador Horthy de 1920 a 1944), de dominación nazi (entre 1944 y 1946) y bajo la tutela soviética (entre 1946 y 1991). Nuestro paso se centrará en la comparativa de dos billetarios muy cercanos en fecha (de 1920 y 1923) que trataban de posicionar la nueva moneda húngara en una nueva nación.

Hungria 1000-5000 coronas 1920 vs. 1000-5000 coronas 1923 anversos-reversos

La corona húngara reemplazó a la corona austrohúngara nada más extinguirse el Imperio al acabar la 2ª Guerra Mundial. El Tratado de Trianón dispuso que los nuevos estados deberían emitir nuevas monedas en sustitución de la anterior. En la desmembración del Imperio Austrohúngaro, Hungría emitió coronas a igual paridad que las anteriores imperiales. Sin embargo en pocos años se vería sumido en una hiperinflación galopante que le haría cambiar a una nueva moneda que llamarían pengo (1925), luego vendría el milpengo, el B-pengo, …y el adopengo. Vamos a revisar solo dos valores anteriores a esto, en la nueva corona, y en su evolución de apenas tres años.

Hungria 1000-5000 coronas 1920 vs. 1000-5000 coronas 1923 anversos

Hungría 1000-5000 coronas 1920 vs. 1000-5000 coronas 1923 anversos

Contemplaremos los billetes de 1000 y 5000 coronas de las ediciones de 1920 y de 1923. Fueron diseños de Ferenc Helbing, pintor y artista gráfico húngaro. En sus anversos las figuras del rey San Esteban y la alegoría de Hunnia, en sendos medallones a la derecha. Al centro de los marcos superiores el escudo de armas de Hungría entre 1920 y 1944.

San Esteban I, escudo de armas y Hunnia I

Textos en húngaro en el anverso y en seis idiomas en el reverso (por orden de lectura: rumano, alemán, húngaro, eslovaco, serbio y ruso/ucraniano), idiomas de territorios que habían pertenecido al imperio.

Hungria 1000-5000 coronas 1920 vs. 1000-5000 coronas 1923 reversos

Hungría 1000-5000 coronas 1920 vs. 1000-5000 coronas 1923 reversos

La emisiones de 1920 (1921) fueron impresas en Suiza por la empresa Orell Füssli de Zürich en unos tamaños enormes (tipo “sábana”, imitando los anteriores del Imperio Austrohúngaro). Las emisiones de 1923 (1924) se imprimirían por la empresa Magyar Pénzjegynyomda Rt. de Budapest, en un tamaño mucho más reducido (un 60% menos de papel), pero con el mismo diseño e iguales grabados. Al centro de los anversos, a pie de marco, se muestran los nombres de ambas imprentas según ediciones.

Hungria 1000 coronas 1920 (194x125mm) pk.66 anverso

El billete de 1000 coronas de 1920/1923 de Hungría nos muestra en el anverso al rey San Esteban (975-1038), primer rey de Hungría, entre 1001 y 1038. Su reverso es para una suerte de rosetas, y guilloches/cicloides en tonos azules y marrones.

San Esteban I desarrolló la iglesia católica húngara independiente del Sacro Imperio, estableciendo un arzobispado, seis obispados y tres monasterios benedictinos. Sería canonizado como santo por el papa Gregorio VII en 1083.

Hungria 5000 coronas 1920 (204x134mm) pk.67 anverso

El billete de 5000 coronas de 1920/1923 de Hungría nos ofrece la imagen de Hunnia, alegoría femenina con la corona del rey San Esteban, una capa cerrada al pecho mediante un cinto con hebilla representando el escudo de armas húngaro, y de fondo de medallón la cruz doble apostólica entregada a San Esteban I por el papa Silvestre II (año 1000). Su reverso vuelve a presentar un marco muy trabajado de rosetas y cicloides interminables. Tonalidades marrones, verdes y azules en anversos y marrones en reversos.

Billete “sábana” de 1000 coronas de Hungría de 1920 con unas medidas de 194x125mm. Impreso por Orell Füssli de Zürich.

Billete “sábana” de 5000 coronas de Hungría de 1920 con unas medidas de 204x134mm. Impreso por Orell Füssli de Zürich. Tonos amarronados en anverso y reverso

Billete reducido de 1000 coronas de Hungría de 1923, con los mismos grabados que su antecesor de 1920 pasó a medir solo 135x78mm. Impreso por Pénzjegynyomda Rt. de Budapest.

Billete reducido de 5000 coronas de Hungría de 1923, con los mismos grabados que su antecesor de 1920 pasó a medir solo 135x78mm. Impreso por Pénzjegynyomda Rt. de Budapest. Tonos marrón y púrpura en anverso y reverso.

 

Peculiar evolución y caída de una moneda que fue borrada en apenas un lustro por la hiperinflación de una época difícil. ¡Espero que os guste!

Anuncios

El PALACIO IMPERIAL Austrohúngaro de Budapest

100000000 pengo Hungria desde el Palacio Imperial de Budapest

100000000 pengo de Hungria desde el Palacio Imperial de Budapest

El PALACIO IMPERIAL de BUDAPEST o Parlamento fue construido entre 1885 y 1904, en pleno esplendor del Imperio Austrohúngaro, una de las grandes potencias de la Europa del Centro y Este del s.XIX.

Se alza majestuoso a orillas del Danubio, en la parte de la ciudad correspondiente a Pest (Buda queda al otro lado del río). Encargado por el emperador Francisco José I a Imre Steindl, es una arquitectura neogótica con influencia renacentista de casi 300 m de largo por 120 m de profundidad, la cúpula se alza 70 m del suelo, tiene 690 habitaciones y más de 20 km de escaleras. La fachada presenta estatuas de gobernantes húngaros, líderes y militares famosos del país.

El reverso del billete de 100.000.000 pengos de Hungría de 1946 nos ofrece una vista aérea del Palacio Imperial o Parlamento de Budapest, desde la orilla opuesta del Danubio, en Buda.

También el billete de 100.000.000 milpengos de Hungría de 1946, emitido apenas tres meses más tarde que el anterior con una nueva denominación de moneda, el milpengo, sigue mostrándonos la preciosa vista aérea del Palacio Imperial a orillas del Danubio.

 

Una visita a esta ciudad imperial nos exige visitar, además del Parlamento, el barrio de Buda con su iglesia Matías, el Bastión de los Pescadores (desde donde está hecha la foto que os acompaña), cruzar el Danubio por el puente de las Cadenas, de la Libertad y de Isabel,  bañarse en las termas Geller, visitar las iglesias de Santa María y de San Esteban, perderse en el Mercado Central y tomarse un café en el Café New York y saborear un pastel en la pastelería Gerbeaud.

¡Yo estuve allí …en 1998!