SIRIA, LIBRAS de 1958-62 “Recolectoras”

Siria pounds -Recoleccion algodon 1958-1962 anversos-reversos

Siria pounds -Recolección algodón 1958-1962 anversos y reversos

Desde “Semejanzas” nos trasladamos al Medio Oriente, a la actual Siria, que albergó una de las civilizaciones más antiguas datadas. El Imperio semítico (s. XXV adC) ya dejó restos por su territorio. Luego sería fenicia, hebrea, aramea, asiria, babilonia, persa, griega, armenia, romana, nabatea, bizantina, árabe, egipcia, cristiana, otomana, …y francesa.

Su capital, Damasco, fue la capital del Imperio Omeya en su etapa de máximo esplendor (s. VII-VIII) cuando este se extendía desde la península ibérica, todo el Magreb, la península arábiga, el Turkestán y territorios del Cáucaso, hasta los límites con la India.

mapa museo i

La comparativa notafílica que contemplamos revisará tres ejemplares de los años 1958 a 1962. Una época en la que Siria se instituía como República Árabe Unida junto a Egipto. Son los billetes de 25 y 50 libras de 1958 y el billete de 100 libras de 1962 emitidos por el Central Bank of Syria. Fueron impresos por Johan Enschede en Zonen de Haarlen (Holanda).

Los tres nos muestran en sus anversos una composición que combina cicloides, arabescos, marcos sobre columnas griegas con capiteles corintios y un extraordinario dibujo de jóvenes mujeres recolectando algodón en una plantación. Sus valores y textos se presentan en árabe en los anversos y en números occidentales y texto inglés en los reversos. Es la primera edición en la que se usa el inglés, ya que antes de 1958 sus textos se mostraban en árabe y en francés.

Sus reversos nos ofrecen parte de la monumentalidad de este país Patrimonio de la Humanidad. Desde las ruinas de Palmira hasta mezquitas o palacios de Damasco construidos en la época otomana.

Siria 25 pounds 1958 (156x76mm) pk.99a anverso

Siria 25 pounds 1958 (156x76mm) pk.99a anverso

El billete de 25 libras de Siria de 1958 nos muestra a las recolectoras de algodón en un anverso enmarcado entre columnas clásicas. Cromaticidad azulada grisácea con tonos anaranjados.

Su reverso nos presenta el patio interior del Palacio de Azem en Damasco (residencia del gobernador As’ad Pasha al-Azm construido en 1750 y actualmente Museo de Artes y Tradiciones).

Siria 50 pounds 1958 (156x76mm) pk.90a anverso

Siria 50 pounds 1958 (156x76mm) pk.90a anverso

El billete de 50 libras de Siria de 1958 nos deleita en su anverso con la recolectora de algodón en una cromaticidad rosácea, púrpura y anaranjada.

Para el reverso nos guarda una vista aérea de Damasco y en primer plano la Mezquita Tekkiye o del sultan Selim II (hijo de Souleimán el Magnífico, regiría el Imperio Otomano entre 1566 y 1574). A su pie dos leones pétreos enfrentados lateralmente “hacen guardia” al grabado.

El billete de 100 libras de Siria de 1962 mantiene a la joven recolectora, esta vez en cromaticidad verde azulada.

Siria 100 pounds 1962 (168x78mm) pk.91b anverso

Siria 100 pounds 1962 (168x78mm) pk.91b anverso

En el reverso nos muestra la entrada a la Vía Columnada bajo el Arco de Triunfo de tres vanos en la ciudad grecorromana de Palmira (s. I al III). A sus pies la “guardia” al grabado se monta con dos águilas pétreas enfrentadas en las esquinas.

Las marcas de agua nos ofrecen en los tres ejemplares una cabeza de caballo de raza árabe.

Siria pounds -Recoleccion algodon 1958-1962 marcas de agua

¡Pena que ya no podamos contemplar tan onírica recolección de algodón ni tampoco podamos pasar bajo el Arco de la Vía Columnada de Palmira. El Hombre hace la historia dignificando su paso por ella, pero también a veces acaba con su legado!, … aunque siempre nos queda el recuerdo que, en nuestra afición, la Notafilia nos ha dejado. Espero que os gusten.

PALMIRA, la Capital del Desierto con su Vía Columnada y el Tetrapilo.

100 libras Siria desde Palmira Via Columnada

-Palmira, inicio de la Via Columnada bajo el Arco de tres vanos en el billete de 100 libras

100 libras Siria desde Palmira Tetrapilo

-Palmira, el Tetrapilo y su representación en el billete de 500 libras

Estamos hablando de unas sorprendentes ruinas grecorromanas en mitad del desierto sirio; Palmira gozó de su máximo esplendor entre el s. I y III dc, como capital del desierto a mitad de camino entre el Eúfrates y el Mediterráneo y parada obligada de caravanas provenientes de Mesopotamia, India y China. Comenzó su decadencia de manos de la Reina Zenobia (de legendaria belleza y dícese descendiente de Cleopatra), cuando decidió acuñar su propia moneda además de someter con su ejército a Anatolia, Siria y el bajo Egipto; Roma no se lo permitió y el emperador Aureliano acabó con los palmiranos en el año 272.

La Vía Columnada era una calle de 1100 metros que daba acceso al núcleo urbano, su carril central medía 11 metros de ancho. Comenzaba con un arco monumental de tres vanos perpendicular a la calle, detrás del que se iniciaban dos filas de columnas corintias de 9,5 m de altura y 1 m de diámetro. Su primer tramo finaliza en el Tetrapilo o elemento arquitectónico decorativo formado por ieciséis columnas de granito sobre cuatro pilastras cuadradas. Actualmente está reconstruido y solo una de las columnas es original.

La lejanía de cualquier lugar habitado (Palmira está a 240 km de Damasco en pleno desierto) y cinco metros de arena permitieron conservar esta maravilla arquitectónica grecorromana hasta que fue restaurada en el s. XIX.

 

El billete de 100 libras sirias de 1962 nos muestra en su reverso el primer tramo de la Vía Columnada, desde el Arco Monumental hasta las primeras hileras de columnas.

 

El billete de 500 libras sirias de 1998 nos muestra en su anverso el comienzo de la Vía Columnada con el Arco de tres vanos y algunas de las columnas en pie detrás de ellos. Delante del arco han dibujado el Tetrapilo con sus 16 columnas sobre las 4 pilastras. A su derecha se nos muestra un busto de la Reina Zenobia.

¡ “Yo estuve allí …en 2010”!