TAMERLAN en las estatuas ecuestres del billetario de UZBEKISTÁN

500 som Uzbekistan desde AminTimur estatua ecuestre

desde Taskent 500 som Uzbekistan con estatua ecuestre de AminTimur (Tamerlan)

AMIN TIMUR, más conocido como Tamerlán, fue un militar nacido en el janato de Samarkanda en el s. XIV. Al frente del Imperio Timúrida, no como Jan sino como Amir (emir árabe) conquistó ciudades tan prósperas como Isfahán, Herat, Bagdad, Kerbala y saqueó otras como Damasco, Alepo o Delhi.

Tras la desmembración de la U.R.S.S. y en plena Ruta de la Seda, en lo que ahora es Uzbekistán, se plantearon buscar un héroe nacional para reafirmar la identidad del nuevo país. Tamerlán contribuyó, seis siglos atrás, a forjar la época más esplendorosa de Asia Central, con su patronazgo artístico en mezquitas, madrasas, mausoleos y su apoyo al arte autóctono en poetas y miniaturistas. Nadie pensó en su pasado cruel y sanguinario. Desde finales del s. XX Tamerlan representa al héroe nacional uzbeko y, como tal, su estatua, casi siempre ecuestre (a caballo) se nos aparece en muchas plazas de sus ciudades.

La estatua ecuestre de Amin Timur que os muestro en las fotos se encuentra en su capital, Tashkent, en la plaza de su mismo nombre, la plaza Amin Timur, flanqueada por el Hotel Uzbekistan y el Dom Forum (edificio oficial sede para recepciones de personalidades extranjeras).

Uzbekistan 500 sum 1999 reverso

Uzbekistan 500 sum 1999 pk. 81 reverso

El billete de 500 sum de Uzbekistan de 1999 nos ofrece en su reverso la silueta de Tamerlan a lomos de su caballo, en un grabado de vistosos colores. Un héroe/villano que marca el devenir de un joven país.

 

Una estancia en Tashkent (actual capital de Uzbekistán), dejando la plaza Amin Timur y en Dom Forum, nos permitirá visitar también su antiguo Bazar Chorsu, su nueva mezquita Juma,  la madrasa Barak Jan, visitar el museo de la Biblioteca Moyie Mubarek para contemplar un Corán del s. VII (el más antiguo del mundo) y a su lado, la mezquita Telyashayaj, visitar el mausoleo de Yunus Jan y pasear por sus amplios parques y avenidas.

¡Yo estuve allí, …en 2013!

Anuncios

El REGISTÁN, Patrimonio de la Humanidad en la histórica Samarkanda

200-som-uzbekistan-desde-madrasa-sher-dor-en-samarkanda

Madrasa de Sher Dor en el Registan (Samarkanda) y detalle del billete de 200 som

50-som-uzbekistan-desde-el-registan

Vista del Registan con sus dos madrasas y una mezquita y detalle del billete de 50 som

El Registán -Samarkanda (Uzbekistán) conjunto arquitectónico de madrasas y mezquita.

El REGISTÁN, Patrimonio de la Humanidad en la histórica Samarkanda, es un conjunto arquitectónico de tres madrasas o escuelas coránicas, la madrasa Ulugbek de 1420 a la izquierda (en honor a un famoso astrónomo uzbeko), la madrasa Sher Dor de 1636 a la derecha y en el centro la madrasa Tilla-Kari de 1660, las tres de estilo timúrida (azulejos de colores, cúpulas azules, y el “pishtak” o gran arco sobre las puertas con dos minaretes a los lados…). Era el principal centro comercial en el apogeo de la Ruta de la Seda.

Samarkanda fue un enclave neurálgico del Asia Central y de la Ruta de la Seda, fue morada de Alejandro Magno (s. III adC) o de Gengis Khan (s. XII), y obtuvo su máximo esplendor con Amin Timur “Tamerlan” (s. XIV). Hoy es una ciudad uzbeka de 400.000 habitates.

Notafílicamente hablando, el relieve de esta magnífica obra de arquitectura aparece en el reverso del billete de 50 som del Uzbekistan moderno (serie de 1994).

 

 

También podemos contemplar parte de los azulejos de la puerta de la madrasa Sher Dor con la representación de dos coloristas tigres dorados en sendos laterales de su arco o pishtak; cuyo grabado se nos muestra en el reverso del billete de 200 som de 1997. Estos dos mosaicos paradójicamente nos muestran animales, raro en construcciones musulmanas sobre edificios religiosos donde excluyen la representación de seres vivos.

 

 

Uzbekistán en su conjunto goza de un patrimonio arquitectónico sin igual, siendo Samarkanda, Khiva y Bukhara tres enclaves Patrimonio de la Humanidad por la Unesco dignos de conocer.

¡”Yo estuve allí” … en 2013!