INDIAS Orientales HOLANDESAS, emisión de Florines de 1943 -Reina Guillermina

Indias Holandesas serie Gulden 1943 -Reina Guillermina anversos y reversos

Las Indias Orientales fueron colonias holandesas entre 1605 (con la creación de la Compañía de las Indias Orientales Neerlandesas y su asentamiento comercial en Batavia (actual Yakarta) y 1945 (declaración de indepedencia y subida al poder de Sukarno como primer presidente de Indonesia).

Esta vez contemplaremos una sencilla colección de los últimos billetes de las Indias Holandesas (actual Indonesia). Veremos los valores de ½, 1, 2 ½, 5, 10 y 25 gulden (florines) de Netherlandsch Indie. Circularon entre 1944 y 1947.

Indias Holandesas serie Gulden 1943 -Reina Guillermina anversos

Indias Holandesas serie Gulden 1943 -Reina Guillermina anversos

Toda la serie de billetes de 1943 nos muestra en sus anversos un retrato de la Reina Guillermina de Holanda en un óvalo a la derecha y el escudo de los Paises Bajos en un óvalo a su izquierda.

Serie conocida como NICA (acrónimo de Netherlands Indies Civil Administration) y usada por el Gobierno de las Indias Orientales en contraposición de los billetes del Javasche Bank que se declararían fuera de circulación. Los indonesios los llamaron “dinero rojo” (Oeang merah).

Indias Holandesas serie Gulden 1943 -Reina Guillermina reversos

Indias Holandesas serie Gulden 1943 -Reina Guillermina reversos

En el reverso solo cambia el valor y los grabados ofrecidos en los valores pequeños (orlas y rosetas sobre cartuchos de texto para los de ½, 1 y 2 ½ florines) y escenas militares de los tres ejércitos: aire, tierra y mar, para los de 5, 10, 25 y 50 florines).

Reina Guillermina de Holanda en en billetario de las Indias Orientales

Guillermina de Holanda fue reina de los Paises Bajos entre 1890 y 1948, aunque entre 1940 y 1945 (invasión y ocupación alemana de Holanda en la WWII) gobernaría en el exilio en Inglaterra, capitaneando desde allí la resistencia holandesa.

Escudo Real de los Paises Bajos

El  escudo de armas mostrado data de 1815 y está compuesto de un blasón con corona real sobre un león con una espada y un haz de flechas en sus garras; a ambos lados dos leones rampantes y a sus pies una banda con el texto “Je Maintendrai”.

La austeridad de la emisión presenta el mismo diseño en todos sus valores, cambiando únicamente el color predominante en cada valor.

 Fueron emitidos por la American Bank Note Company (peculiar marca de seguridad de este emisor el repartir en anversos y reversos pequeños círculos de distintos colores).

Los textos se presentan en holandés y en indonesio. No portan marcas de agua.

Sus tamaños son coincidentes para los valores de 1/2 gulden, 1 gulden y 2 1/2 gulden en 128x72mm

Cambiando a un tamaño más alargado en los valores de 5 gulden, 10 gulden, 25 gulden y 50 gulden, de 150x72mm.

Los números de serie también se presentan en diferente color de letra según valores, siendo azul en los billetes de 1/2 gulden, 10 gulden y 25 gulden, y rojo en los de 1 gulden, 2 1/2 gulden 5 gulden y 50 gulden.

Sus cromaticidades de impresión, verdes para todos los reversos, alternan en sus anversos, por orden de menor  a mayor valor, del naranja al gris, al violeta, al azul, al rojo amaranto, al marrón y al verde oliva. La serie se completaría con los valores de 100 y 500 gulden (no mostrados).

 

¡Último billetario colonial de las posesiones holandesas en Asia Oriental. Espero que os guste!

Anuncios

BÉLGICA, billetes de inicios del s. XX, 5 Francos 1918 vs. 5 Francos 1919

Belgica 5 francos 1918 vs. 5 francos 1919 anversos y reversos

Bélgica fue ocupada por las tropas alemanas en la 1ª Guerra Mundial en 1914, y no sería hasta finales de 1918 cuando retomaría su independencia reemplazando los ejércitos del Imperio alemán de su territorio.

Compararemos dos ejemplares de 5 francos de la Bélgica de estos primeros años convulsos de siglo XX. Los billetes de 5 francos de 1918 y de 1919, ambos emitidos por el “Banque Nationale de Belgique”.

Ambos nos ofrecen alegorías clásicas de una mujer y un hombre a ambos lados y querubines sentados a sus pies. Los dos muestran las mismas firmas del tesorero y el Gobernador del banco Leon Van Der Rest.

Se emitieron tres ediciones semejantes, la primera en 1914 y estas dos que revisamos, de 1918 y de 1919. Presentan los mismos textos, en francés en los anversos y en holandés en los reversos.  Sus tamaños, iguales para ambos, son de 124×78 mm.

Los artistas responsables de estos bellos ejemplares fueron Henri Hendrickx como diseñador y Albert Doms como grabador.

Las diferencias más significativas son su cromaticidad y sus series. Mientras que la serie de 1918 presentan una tonalidad verde sobre fondo pardo claro en todo el billete, la serie de 1919 nos muestra tonalidad marrón sobre el mismo fondo pardo claro.

Los textos centrales en el anverso del de 1918, “BANQUE NATIONALE DE BELGIQUE” y su valor en nº y texto “5 FRANCS 5”aparece en combinación de colores rojo y verde, mientras que en el de 1919 aparecen en combinación de color blanco con relieve rojo y en marrón sin relieve, además de rodear su valor (tanto el nº como el texto) en una orla de cartucho para el texto y rosetones para los valores numerales.

En cuanto a los números de serie, son negros en la emisión de 1918 y rojos en la de 1919.

Acabamos las semejanzas con el grabado de la imagen alegórica de los reversos, que es marrón en el billete de 1918 y rojo en el billete de 1919.

Belgica 5 francos 1918 pk.74b marca de agua

Su marca de agua, las iniciales mayúsculas del Banco emisor “BNB” en el centro del billete.

¡Unas auténticas joyitas del billetario belga de posguerra con casi 100 años!  ¡Espero que os gusten!

SRI LANKA, billetes en RUPIAS de 1979 serie “FLORA y FAUNA”

Sri Lanka rupias serie 1977-1979 Flora y Fauna anversos y reversos

Sri Lanka rupias serie 1977-1979 Flora y Fauna anversos y reversos

Ceilán, la “lágrima de India” por su situación geográfica bajo ese gran país, fue colonia británica hasta 1948, y estado independiente desde entonces. A partir de 1972 tomó el nombre de Sri Lanka.

La serie de billetes que os presento se emitió por el Banco Central de Ceilán bajo el título de Flora y Fauna, ya que sus diseños nos presentan muchas de las variedades autóctonas de animales (principalmente aves) y árboles de su territorio.

Una particularidad en estos billetes es que iniciaron la práctica de diseñar los anversos en horizontal y los reversos en vertical, práctica que mantuvo el Banco de Ceilán hasta 1982 y retomó el Banco de Sri Lanka hasta 1998, en que volvió al formato horizontal en ambos lados. Los nombres científicos de las especies autóctonas de sus grabados aparecen  en texto bajo sus dibujos.

Contemplamos el billetes de 2 rupias de 1979, que nos muestra en su anverso al barbo cabeza púrpura o rubí negro (Puntius nigrofasciatus) y en su reverso una mariposa (género Cethosia nietneri) y un lagarto (Dacia haliana) sobre la rama de un árbol endémico (Murraya cleniei).

El billete de 5 rupias de 1979, viendo en su anverso a la iguana autóctona (Gymnodactylus yakhuna zonatus) y a la mariposa azul de Ceilán (Kallima philarchus philarchus) y en su reverso al pájaro estornino gris (Sturnus senex) y a la ardilla voladora (Pteromys layardi) saltando desde una morera ceilanesa (Artocarpus novilis).

El billete de 10 rupias de 1979 nos ofrece en su anverso a un ave endémica ceilanesa (Tockus griseus gingalensis) sobre la rama de un tamarindo Velvet (Dialium ovoideum) y en su reverso un pájaro bulbul orejiamarillo (Pycnonotus penicillatus) sobre una rama alta de un rododendro (Rhododendron arboreum) y en su bajo tronco un sapo (Rhacophorus cruciger eques) al lado de una orquídea (género Ipsea speciosa).

El billete de 20 rupias de 1979 nos muestra en su anverso a la paloma de Ceilán (Columba torringtoni) sobre una rama de arbusto del género mirto (Syzygium rotundifolium) y en el lateral un mono de cara púrpura (Pithecus vetulus montícola). En su reverso una urraca azul (Kitta ornata), ramas de helechos (Cyathea sinuata), un lagarto cornudo (Cerathopora stoddarti) y una serpiente aspid (Aspidura trachyprocta).

El billete de 50 rupias de 1979 nos ofrece en el anverso otra mariposa (Lethe dynsate) y un ave malcoha carirrojo (Phaenicophaeus pyrrhocephalus) posada en una rama del árbol macula (Hydnocarpus venenata). En el reverso ofrece dos faisanes de Ceilán (Galloperdix bicalcarata) junto al lagarto parcheado (Otocryptis wiegmanni) y como plantas, orquideas (Dendrobium Mac Carthiae) y árboles (Mesua thwaitesii).

En el anverso del billete de 100 rupias de 1979 veremos una pareja de aves llamadas miná de Sri Lanka (Gracula ptilogenys), una serpiente víbora verde (Trimeresulus trigonocephalus), una civeta dorada (Paradoxurus zeylonensis) subida a un árbol etamba (Mangifera zeylanica) y una palma de Ceilán (Corypha umbraculifera). En el último reverso de la serie contemplamos dos pájaros barbudos frentigualdos (Megalaima flavifrons) sobre el tronco de un árbol (Horsfieldia iriyaghedi), la mariposa ninfa de Ceilán (Idea lynceus jasonia) junto a la palma tropical (Areca concinna)

Sri Lanka serie billetes 1979 marcas de agua

La marca de agua, común a toda la serie, nos muestra el “chinze” o león guardián de la pagoda, escultura muy común en las entradas de los templos del sudeste asiático.

 

¡Fascinante lección de biología endémica de su territorio y lección de arte en diseño, composición y tratamiento del color en un billetario! ¡Espero que os gusten!

Miscelánea de ASSIGNATS de Francia s. XVIII, Libras y Soles de 1790 a 1794

Francia Assignats en sous-sols y livres 1791-1794 unifaces

Francia Assignats en sous-sols y livres 1791-1794 unifaces

Francia, finales del siglo XVIII. Finanzas públicas desordenadas, presión tributaria desequilibrada. Mientras el clero y la nobleza formaban la parte privilegiada, los trabajadores, comerciantes y empresarios tiraban del país soportando una opresión tributaria excesiva; “tasas e impuestos sin voz ni voto”.

Durante el s. XVIII llegó la Ilustración, y con ella sus máximos representantes, como Voltaire, Rousseau, Montesquieu o Diderot con nuevos ideales de libertad e igualdad. La revolución norteamericana ya había comenzado y Francia se puso del lado de los rebeldes. Poco más tarde comenzaría la Revolución Francesa, …que había que pagar …con libras y soles! La monarquía dio paso a la república y los bienes eclesiásticos comenzaron a desamortizarse…

Contemplaremos esos primeros billetes, llamados asignados, tanto en libras (“livres”) como en sous y soles (“sous” y “sols”) que sufragarían esta epopeya y servirían de moneda de canje a la desamortización eclesiástica. Los asignados de libras y soles fueron el dinero fiduciario de la Revolución francesa de apenas un lustro de existencia, ya que solo funcionaron entre 1790 y 1794. A partir de 1795 los asignados se emitirían en francos (…¡pero éstos los dejamos para otro reportaje!).

Veamos los billetes “assignats” de 5 livres de 1791, 5 livres de 1793, 10 livres de 1792, 25 livres de 1793, 125 livres de 1793, 250 livres de 1793 y 500 livres de 1794; y los “assignats” de 10 sous de  1793, 15 sols de 1793, 25 sols de 1792 y 50 sols de 1793.

Todos uniface y de impresión monocromática en negro, llevan un marco exterior a veces recto, de puntas redondeadas y o incluso con interior ovalado (según valores y emisiones). Poseen filigranas o marcas de agua y exhiben sellos en seco redondos, ovalados o rectangulares con distintas alegorías clásicas o cabezas y torsos reales. Los artistas y grabadores de estos asignados y sus sellos fueron Gatteaux, Droz y Gerard.

El asignado de 5 livres de Francia de 1791 lleva la firma de Corsel, el número de serie impreso (nº y letra) y el número de orden, debajo del anterior, manuscrito. Su sello en seco (uno circular en el centro) muestra el perfil de Luis XVI y a su alrededor el texto “LOUIS XVI ROI DES FRANCOIS” Su marca de agua, en la mitad superior, es un 5 dentro de un rombo, con una composición de volutas a sus lados.

 

El asignado de 5 livres de Francia de 1793 lleva la firma de Duboc y el número de serie impreso (sin letra). Su sello en seco (circular en el lado izquierdo) nos muestra a la alegoría alada de la Constitución apoyada sobre Artemisa y sobre unas tablas de la ley, a ambos lados. Su marca de agua, dos rectángulos oscuros coincidentes con los márgenes de los textos “ASSIGNAT” y “de CINQ livres”, un círculo oscuro a la izquierda, una circunferencia clara con las letras R y F (République Française) a la derecha y un 5 entre ambos círculos.

El asignado de 10 livres de Francia de 1792 lleva la firma de Taisand y el número de serie impreso (sin letra). Sus sellos en seco (ovalados a en ambos lados) nos muestran en la izquierda la alegoría de la Libertad apoyada en un fasces y sosteniendo una pica con un gorro frigio en su punta, y en la derecha la alegoría de la Paz con una rama de olivo en una mano y una antorcha encendida en la otra. Su marca de agua en dos niveles horizontales, arriba a ambos lados las letras RP (izquierda) y FR (derecha), abajo dos fasces verticales con gorros frigios en su parte superior.

El asignado de 25 livres de Francia de 1793 lleva la firma de A. Jame y el número de serie impreso (sin letra). Sus sellos en seco (ovalados a en ambos lados) nos muestran en la izquierda la alegoría de la Libertad apoyada en un fasces y sosteniendo una pica con un gorro frigio en su punta, y en la derecha la alegoría de la Paz con una rama de olivo en una mano y una antorcha encendida en la otra. Su marca de agua en dos niveles horizontales, arriba a ambos lados sendas marcas ovaladas coincidentes con la posición de los sellos en seco y abajo el texto “RÉP. FRANÇ.”

El asignado de 125 livres de Francia de 1793 lleva la firma de Rousselle, un número de serie y un número de orden (ambos sin letra). Su sello en seco, en la parte inferior derecha y en formato rectangular, muestra a la alegoría de la Libertad sentada frente a un altar sobre el que apoyan las tablas de la Constitución y unos fasces; con su otro brazo sujeta una antorcha rodeada de serpientes. Su marca de agua un rectángulo exterior en forma de cadena a modo de marco, líneas oscuras horizontales coincidentes con todos los textos reproducidos en el billete, el valor de 125 en oscuro en el lado inferior izquierdo, un rectángulo con las esquinas romas coincidente con el sello en seco y unos fasces verticales con gorro frigio en el centro.

El asignado de 250 livres de Francia de 1793 lleva la firma de Descuiller, un número de serie y un número de orden (ambos sin letra). Su sello en seco, en el centro inferior y en forma circular, muestra a Hércules combatiendo a la Hidra. Su marca de agua, un marco exterior en forma de cadena inacabada hacia los centros superior e inferior, líneas oscuras coincidentes con los textos y un disco oscuro coincidente con el sello en seco.

El asignado de 500 livres de Francia de 1794 lleva la firma de Evin, un número de serie y un número de orden (ambos sin letra). Sus sellos en seco, a ambos lados inferiores y de forma circular, nos muestran a la izquierda la alegoría del Pueblo francés llevando a la Libertad en una biga tirada por dos leones; a la derecha la alegoría de la Libertad con una pica con gorro frigio en un brazo y una jabalina en el otro. Su marca de agua, rodeando ovaladamente el marco, los textos “REPUBLIQUE” (en la izquierda) y “FRANÇAISE” (en la derecha), además de dos círculos oscuros coincidentes con la posición de los sellos en seco.

El asignado de 10 sous de Francia de 1793 lleva la firma de Guyon y el número de serie impreso (sin letra) en el cartucho del marco superior. Sus dos sellos en seco, circulares a ambos lados, nos muestran en el de la izquierda la alegoría del Genio alado francés (homenaje a sus pensadores de la Ilustración) junto a un altar sosteniendo las tablas de la Constitución. Alrededor del círculo el texto “REGNE DE LA LOI”. En el sello de la derecha veremos la alegoría de la Fuerza apoyada en un altar con unos fasces. Su marca de agua, un hexágono de tramas romboidales y circunscrito a él otro hexágono de líneas oscuras que encierra las letras R y F (de République Française) y el valor Xs (10 en nºs romanos).

El asignado de 15 sols de Francia de 1793 lleva la firma de Buttin y el número de serie impreso (sin letra) pero fuera del cartucho del marco, en la parte inferior. Sus dos sellos en seco, circulares a ambos lados, nos muestran nuevamente en el de la izquierda la alegoría del Genio alado francés (homenaje a sus pensadores de la Ilustración) junto a un altar sosteniendo las tablas de la Constitución. Alrededor del círculo el texto “REGNE DE LA LOI”. En el sello de la derecha veremos esta vez la alegoría de la Abundancia, en una de sus manos el cuerno homónimo y en la otra unas espigas de trigo. Su marca de agua, un rombo tumbado con las letras R y F y el valor 15s.

El asignado de 25 sols de Francia de 1792 lleva la firma de Herve y el número de serie impreso (sin letra). Sus dos sellos en seco, circulares a ambos lados, nos muestran a la izquierda el busto alado del Genio de la Libertad, cruzado por unos fasces y coronado por un gorro frigio del que emanan rayos en todas direcciones; el disco está rodeado por una banda exterior con el texto “REGNE DE LA LOI” y “L’ANN 4 DE LA LIBERTE”. El otro sello, a la derecha, ofrece una colmena iluminada por un sol y abejas alrededor, alegoría de la Prosperidad; el texto que envuelve el disco es “REPUBLIQUE FRANCAISE” y “le 21 7BRE 1792”. Como marca de agua, en su mitad inferior, el texto “LA NATION” y el valor “25. fols.”

El asignado de 50 sols de Francia de 1793 lleva la firma de Saussay y el número de serie impreso (sin letra) en el cartucho del marco superior. Sus dos sellos en seco, circulares a ambos lados, nos muestran nuevamente en el de la izquierda la alegoría del Genio francés junto a un altar sosteniendo las tablas de la Constitución. Alrededor del círculo el texto “REGNE DE LA LOI” y “L’ANN 4 DE LA LIBERTE”. En el sello de la derecha veremos esta vez la alegoría de la Justicia, sosteniendo una balanza y al lado de unas tablas de la ley. Su marca de agua, un círculo con las letras R y F y el valor 50s.

 

¡Un auténtico paseo por los inicios para disfrute del notafílico. Degustadlos!

FRANCIA, “Anciens Francs type 1888 –Bleu et Rose”, 500 fr.1932 vs. 500 fr.1938

Francia 500 francos Bleu et Rose 1932 vs. 1938 anversos y reversos

Francia 500 francos Bleu et Rose 1932 vs. 1938 anversos y reversos

Vamos a emparejar dos “sábanas” francesas de las series conocidas como “Anciens Francs type 1888 –Bleu et Rose”. Comparamos los billetes de 500 francos de 1932 y de 500 francos de 1938. En un tamaño respetable y semejante para ambos, de 242x138mm, hacen honor al nombre de la serie con una impresión bicromática azul sobre fondo rosa. Sus numeraciones, fechas de emisión y firmas en negro y las antefirmas en azul.

Francia 500 francos Bleu et Rose 1932 vs. 1938 anversos

Bajo un diseño de los artistas Jacques Jean Barre, Daniel Dupuis, George Duval y Guillaume Gabasson y contando con Adolphe Pannemaker, Jules Robert y Dujardin como grabadores, nos ofrecen un marco orla ovalado con distintos medallones y alegorías, tanto en sus anversos como en sus reversos. En los anversos querubines sobre los dos grandes medallones a ambos lados y alegorías de la Industria, el Comercio y Mercurio.

Francia 500 francos Bleu et Rose 1932 vs. 1938 reversos

En los reversos alegorías de la Sabiduría y de la Fortuna compartiendo un caduceo central.

Sus semejanzas más relevantes son las distintas firmas y el cambio de calificación del cajero responsable de la emisión, siendo “Le caisier principal” en el billete de 1932 y “Le caisier général” en el billete de 1938.

El billete de 500 francos de 1932  lleva las firmas de Roulleau como controler general, L. Platet como cajero principal y de P. Strohl como secretario general. El billete de 500 francos de 1938 lleva las firmas de H. de Bletterie como controler, P. Rousseau como cajero general y R. Favre-Gilly como secretario general.

Sus marcas de agua nos ofrecen en el centro de los billetes una filigrana en forma ovalada con la expresión “500F” en la parte superior del óvalo, el texto en letras cursivas clásicas “Cinq Cents Fr” en su centro y el texto con letras mayúsculas “BANQUE DE FRANCE” en la parte inferior.

Algo muy habitual en el billetario francés del s. XIX y primera mitad del s. XX, billetes “enormes” …¡no aptos para cualquier cartera! ¡Disfrutadlos!

ITALIA y sus 5000 Liras 1964 vs. 1973 con “Cristóbal Colón”

Italia 5000 liras 1964 vs. 5000 liras 1973 -Cristobal Colon anversos y reversos

Italia 5000 liras 1964 vs. 5000 liras 1973 -Cristóbal Colón anversos y reversos

De manos del explorador más famoso de la Edad Moderna, vamos a comparar dos billetes de Italia del último tercio del siglo XX, los billetes de 5000 liras de 1964 y de 5000 liras de 1973. Ambos coinciden en presentarnos a Colón y a su entorno más conocido, el mar océano y las naves que le llevaron a descubrir América.

Colon en Museo Naval de Madrid -Oleo Rafael Tejedo

Colón en Museo Naval de Madrid -Óleo Rafael Tejedo

Antes un poco de historia acerca del personaje que los preside.  Cristóbal Colón fue un explorador y navegante genovés del siglo XV a quien atribuimos el Descubrimiento de América. Se convertiría en virrey y gobernador de las Indias Occidentales auspiciado por la Corona de Castilla y Aragón, y los Reyes Católicos, un patronazgo que no obtuvo años antes del rey Juan II de Portugal.

Un 12 de Octubre de 1492 arribaría a la Isla caribeña de San Salvador (antes Guanahani), en las Bahamas, con las tres carabelas más famosas de la historia (La Pinta, la Niña y la Santa María). Su viaje se iniciaría casi tres meses antes desde el puerto de Palos de la Frontera en Huelva (España). Serían cuatro viajes los que el almirante Colón realizaría al “Nuevo Mundo”. En su primer viaje arribaría a la isla de San Salvador, a Cuba y a Santo Domingo. En su segundo viaje se fondearía en Guadalupe, Puerto Rico y Jamaica. Tras el tercer viaje visitaría la isla Trinidad y las islas venezolanas de Margarita, Cubagua y Coche. En su cuarto y último viaje exploraría Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Estos viajes tuvieron un gran impacto en el desarrollo histórico del mundo occidental moderno, el comercio transatlántico y la difusión de la religión cristiana en las nuevas colonias.

Italia 5000 liras 1964 vs. 5000 liras 1973 -Cristobal Colon anversos

Italia 5000 liras 1964 vs. 5000 liras 1973 -Cristóbal Colón anversos

Comparemos los billetes de 5000 liras de Italia de 1964 y de 1973. El grabado que contemplamos en ambos anversos es fiel reflejo de un retrato de Cristóbal Colón de 1828, óleo sobre lienzo de Rafael Tejedo (pintor neoclásico murciano), que se expone en el Museo Naval de Madrid. Obra que reproduce una pintura de Alejandro Capriolo de 1596 (del libro “Ritrati di Cento Capitani Ilustri”).

Italia 5000 liras 1964 vs. 5000 liras 1973 -Cristobal Colon reversos

Italia 5000 liras 1964 vs. 5000 liras 1973 -Cristóbal Colón reversos

Sus reversos nos ofrecen imágenes en un paisaje oceánico surcado por carabelas. Los diseños son obra de los artistas Florenzo Masino Bessi, Lazzaro Lazzarini y Claudio Biancolini, y los grabados, de Trento Cionini.

El billete de 5000 liras de Italia de 1964 nos ofrece en su anverso la imagen de Cristóbal Colón a la derecha y un medallón con la cabeza de Medusa al pie central. En su reverso surcando el océano la carabela Santa María en el centro y un delfín a la derecha. Sus firmas, Carli como Gobernador y Ripa como Cajero. Esta emisión se mantuvo entre 1964 y 1970

El billete de 5000 liras de Italia de 1973 nos muestra en el anverso la misma imagen de Cristóbal Colón a la derecha, en el centro un caballito de mar emergiendo de las aguas y a la izquierda un medallón con el león alado de Venecia y los escudos de Génova, Pisa y Amalfi (las Repúblicas marítimas italianas). De fondo de anverso el mapa del siglo XV diseñado por Paolo Dal Pozzo Toscanelli. En el reverso las tres carabelas surcando el océano y un ancla de la que se entrelazan dos delfines y una cinta alrededor. Sus firmas, Carli como Gobernador y Barbarito como Cajero. Esta emisión se mantuvo entre 1971 y 1977

Italia 5000 liras 1964 vs. 5000 liras 1973 -Cristobal Colon marcas de agua

Sus marcas de agua, en el billete de 1964 vemos el rostro y perfil de Galileo (filósofo, ingeniero y físico del s. XVI, coincidiría con Copérnico en la teoría del heliocentrismo, el Sol y no la Tierra, en el centro del Universo conocido de la época, pudiendo considerarlos los padres de la Astronomía; Galileo también fue el inventor del telescopio); en el billete de 1973 veremos el rostro y perfil de Giovanni da Verrazzano (navegante y explorador florentino del s. XVI, primer europeo que bordearía la costa atlántica norteamericana, desde Terranova a Nueva York, en busca de un paso hacia las Indias).

 

¡Una interesante Semejanza notafílica. Espero que os gusten!

Nikola TESLA, un genio en el billetario yugoslavo del s. XX

yugoslavia-series-dinares-s-xx-nikola-tesla-anversos-y-reversos.jpg

Yugoslavia series dinares s. XX Nikola Tesla anversos y reversos

La miscelánea que vamos a revisar es la serie de billetes que emitiría Yugoslavia para recordar “notafílicamente” a uno de los inventores más grandes de todos los tiempos, el ingeniero Nikola Tesla.

Contemplaremos las series de dinares yugoslavos que mostraron al mundo su imagen a través de sus distintas ediciones, desde los años ’70 del pasado siglo hasta nuestros días. Pero antes, veamos quién fue este científico.

 Nikola Tesla nació a mediados del s. XIX en un pueblo croata del Imperio austrohúngaro. Moriría con 86 años en Estados Unidos, país al que se trasladó después de pasar por las universidades de Graz (Austria) y Praga (Chequia) y trabajar en Francia y en Hungría.

Discípulo de Edison en Nueva York, no congenió mucho con él y separaron sus caminos en la ciencia. Su primer gran aliado fue Westinghouse, con quien patentaría su gran invento, el motor de corriente alterna y su gran descubrimiento, el campo magnético o de inducción con corriente alterna. Unos años más tarde inventaría la bobina homónima o “bobina de Tesla”, un transformador con doble devanado capaz de crear un campo eléctrico de alta tensión. Su otro gran sueño fue el transmitir energía de forma inalámbrica …¿a qué os suena esto, más de un siglo después? No tuvo suerte en sus mecenazgos y nadie sufragó sus ideas.

Pero hoy en día tenemos muchas tecnologías que sin Tesla quizá no disfrutaríamos: la radio, el altavoz, la lámpara de neón, las turbinas de corriente alterna, la lámpara fluorescente, la bujía, los rayos X, el láser, el radar, el control remoto, la transmisión inalámbrica de imágenes, la resonancia magnética, … Mucho de ello salió de la mente de un prodigio que, además, se entendía en siete idiomas (húngaro, checo, francés, inglés, alemán, italiano y latín). Su único “defecto” fue pensar en la Humanidad antes que en él, le podía más la espiritualidad que el capital. Los “humanos” que mandaban el mundo de su época lo recluyeron en el ostracismo; el tiempo y la historia lo han repuesto en su lugar.

Más de un siglo después de sus “locuras”, podemos afirmar que sin Tesla, ni Edison hubiere sido el padre de la electricidad ni Marconi el de la radio.

Quedémosnos con su universal sentencia “El presente es vuestro, pero el futuro es mío” ¡Un gran científico adelantado a su tiempo!

 Yugoslavia series dinares siglo XX Nikola Tesla anversos

Contemplemos los billetes de 5 dinares de Yugoslavia de 1994, 100 dinares de 1994 y de 2000, 500 dinares de 1981, 1.000 dinares de 1990, 1991 y 1992, 5.000 dinares de 1993, 5.000.000 dinares de 1993 y 10.000.000.000 dinares de 1993.

Yugoslavia series dinares s. XX Nikola Tesla reversos

En todos sus anversos se muestra la imagen de Nikola Tesla. Sus reversos reparten su invento homónimo, la bobina de Tesla, y una vista frontal del edificio que alberga el Museo Tesla (edificio de 1929 del arquitecto Dragisa Brasovan), en Belgrado.

El billete de 5 nuevos dinares de Yugoslavia de 1994 nos ofrece en el anverso la imagen de un joven Tesla junto al escudo de armas yugoslavo. En su reverso contemplamos una vista lateral del edificio que alberga el Museo Tesla en Belgrado. Su marca de agua, una sencilla filigrana romboidal.

El billete de 100 dinares de Yugoslavia de 1994 nos muestra en el anverso la imagen de un Nikola Tesla más maduro, junto al anagrama del Banco Nacional “Narodna Banka Yugoslavije”. En el reverso veremos de nuevo el edificio del Museo Tesla en Belgrado. Su marca de agua, una sencilla filigrana romboidal.

El billete de 100 dinares de Yugoslavia de 2000 nos ofrece en el anverso a un joven Tesla pensativo, con la barbilla apoyada en su mano junto a la ecuación física de su descubrimiento (T=wb/m2), la inducción magnética (Tesla) o densidad de flujo magnético, como flujo magnético (weber=Wb) por unidad de superficie (metro cuadrado=m2). Su reverso es para una composición vertical de otra foto suya, el escudo de armas yugoslavo y un esquema unifilar eléctrico de su motor de inducción. Su marca de agua, el rostro de Nikola Tesla joven.

El billete de 500 dinares de Yugoslavia de 1981 nos trae en su anverso a Tesla en uno de los muchos monumentos repartidos por el mundo (Belgrado, Niágara, Nueva York, …) que lo muestran sentado leyendo un libro, abierto entre sus manos. Su reverso es para una recreación de cicloides y rosetas con el valor del billete y textos en serbocroata y ruso. Sin marca de agua.

El billete de 1000 dinares de Yugoslavia de 1990 nos ofrece en su anverso al Nikola Tesla envejecido; junto a él el emblema del AVNOJ (Consejo Antifascista de Liberación Nacional de Yugoslavia) y a la postre escudo de la RFSY –República Socialista Federativa de Yugoslavia, con la fecha de su segundo congreso en Jajce, el 29 de noviembre de 1943, donde Tito se reunió con las fuerzas aliadas para hablar de la liberación yugoslava tras la WWII. El reverso nos dibuja verticalmente la bobina de Tesla y los arcos eléctricos que genera. Su cromaticidad, predominantemente naranja. Su marca de agua, el rostro de Nikola Tesla maduro.

Emblemas RFSY y NBY en billetarios yugoslavos

Emblemas RFSY y NBY en billetarios yugoslavos

El billete de 1000 dinares de Yugoslavia de 1991 es un fiel reflejo del anterior, donde solo cambia la cromaticidad de sus impresiones, que son de predominio del azul con mezcla de verdes.

El billete de 1000 dinares de Yugoslavia de 1992 es como los dos anteriores, pero actualiza el logo que acompaña en el anverso a Tesla, cambiando el del AVNOJ por el anagrama del Banco Nacional “Narodna Banka Yugoslavije”. En cuanto a su cromaticidad de impresión, es rosa anaranjada.

El billete de 5000 dinares de Yugoslavia de 1993 nos muestra nuevamente en el anverso al Tesla maduro, junto al emblema del Banco, dejando para el reverso la vista del edificio del Museo Tesla en Belgrado. Cromaticidades anaranjadas y verdes. Su marca de agua, una sencilla filigrana romboidal.

El billete de 5.000.000 dinares de Yugoslavia de 1993 nos ofrece en el anverso al Tesla maduro con el anagrama del Banco y en el reverso la bobina de Tesla junto a una presa de una central hidroeléctrica. Cromaticidades moradas y azuladas. Su marca de agua, el rostro de Nikola Tesla maduro. Uno de los ejemplares salidos de la hiperinflación que sufrió el país antes de su desmembración.

En el billete de 10.000.000.000 dinares de Yugoslavia de 1993 volvemos a contemplar al Tesla maduro en su anverso y la bobina de Tesla y sus arcos eléctricos verticalmente sobre el reverso. Misma marca de agua que el anterior y otro reflejo hiperinflacionista del billetario yugoslavo.

 Yugoslavia series dinares siglo XX Nikola Tesla marcas de agua

¡El deseo de un país de rememorar orgulloso el talento de uno de sus genios de la Ciencia, y ponerlo en manos de la Notafilia!

JERASH, la Perla romana de Jordania y sus vestigios en Notafilia

desde la plaza Oval de Jerash entre dirhams y dinares

desde la plaza Oval de Jerash entre dirhams y dinares

Jerash, enclave milenario al norte jordano, fue fundada en el s. IV adC.

Con Alejandro Magno (s. III adC.) sería una de las ciudades más influyentes de la zona. Con Pompeyo (s. I adC.) pasaría a ser una ciudad de la Decápolis romana. Sería con el emperador Adriano (s. II) con quien se dio forma a su monumentalidad arquitectónica, cuyos vestigios contemplamos en la actualidad. El esplendor de la época dorada nos ha dejado, veinte siglos después, infraestructuras urbanas como el Arco de Adriano, el Cardo Máximo, el Tetrapilo, la plaza Oval …, religiosas, como el Templo de Artemisa (Diana en mitología romana), el Templo de Zeus (Júpiter en mitología romana) y el Ninfeo, de ocio como el Hipódromo, el Teatro Norte y el Teatro Sur, ¡todo un tesoro arquitectónico conservado milenios bajo la arena para nuestro descubrimiento y disfrute!

Notafílicamente hablando, revisaremos los billetes que ha emitido el Reino hachemita, orgulloso de su pasado, con un peculiar enclave histórico en sus grabados, la Plaza Oval. Esta plaza, de forma elipsoidal y con una superficie de 80x90m, aparece rodeada de una columnata jónica. Su pavimento, extraordinariamente bien conservado, está formado por losas de piedra caliza, grandes en el exterior y más pequeñas según se acerca al centro de la elipse, dando una sensación de profundidad elogiable. Hablamos de una construcción del siglo I.

El billete de 500 fils de 1965 nos muestra en su reverso el foro o plaza Oval de Jerash, rodeado de 56 columnas de cuatro cuerpos de piedra, capiteles jónicos y dinteles curvos uniéndolas rodeando la plaza. Su anverso está presidido por la imagen (cabeza ladeada y torso) de un joven rey Hussein de Jordania, que presidió el reino hachemita entre 1952 y 1999.

El billete de ½ dinar de 1973 es fiel reflejo del anterior, mostrando los mismos grabados y coloraciones. Únicamente actualiza la divisa del billete, pasando de fils (centésimos de dírham) a dinares.

El billete de ½ dinar de las emisiones 1975-92 nos ofrece en su reverso otra vista del foro de la plaza Oval con el Templo de Zeus elevándose al fondo de la imagen. En esta perspectiva se ve con claridad en enlosado concéntrico de la plaza. En su anverso, el rey Hussein I en un retrato más veterano que los anteriores.

Jordania fils, dirhams y dinares 1965 ...1992 marcas de agua

Las marcas de agua, coincidentes en los tres ejemplares mostrados, nos ofrecen la cabeza ladeada de un joven rey Hussein I con turbante.

Una visita a Jerash saboreando sus maravillosos vestigios arquitectónicos, es un retorno a un pasado de esplendor de una civilización que nos ha dejado mucho que degustar y mucho en lo que pensar. ¡Mi recomendación más absoluta!

Yo estuve allí …en 2010!