LÍBANO, “Baalbek” en PIASTRAS y LIBRAS de mediados del s. XX

Libano piastras y libras 1948-1964 anversos y reversos

Desde “Miscelánea” nos trasladamos hasta el continente asiático para recalar en la cuna de los fenicios, Líbano. Este país se encuentra en la zona asiática conocida como Oriente Próximo, limitando con Israel, Siria y bañado por el mar Mediterráneo. Aunque por esa tierra pasaron asirios, babilonios, armenios, persas, griegos, romanos, …hablar del Líbano es hablar de los fenicios, de los descubridores del vino, de los inventores del alfabeto, de los grandes mercaderes de la antigüedad, …y nos tenemos que remontar al año 1200 a.C. si queremos ponerles fecha.

Un poco más cerca, ya en la Edad Moderna, el Líbano fue parte del Imperio Otomano desde el s. XVI hasta su caída tras la Primera Guerra Mundial. Desde entonces sería colonia, hermanada con Siria, y Protectorado de Francia hasta su independencia en 1943. Actualmente cristianos maronitas, drusos, sunitas, chiitas y refugiados sirios y palestinos comparten uno de los territorios asentamiento humano más antiguos del Mundo.

Vamos a contemplar una serie de billetes de mediados del siglo XX emitidos por la “République Libanaise”: los ejemplares de 25 piastras de 1948 y 50 piastras de 1950, y de la emisión del “Banque de Syrie et du Liban”: los ejemplares de 1 libra de 1964, 5 libras de 1955, 10 libras de 1961 y 100 libras de 1958.

Libano piastras y libras 1948-1964 anversos

Sus anversos y reversos, casi monocromáticos por valores, nos ofrecen motivos arqueológicos de distintas épocas, aunque son varios los ejemplares que muestran los restos arquitectónicos de la ciudad de Baalbek y la huella dejada, desde allá por el s.II, por el Imperio Romano. Todo Baalbek fue considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1984. En algunos ejemplares también veremos el mítico cedro libanés entre paisajes.

Libano piastras y libras 1948-1964 reversos

Los valores más pequeños, que se corresponden con los emitidos por la “République Libanaise” (1948-1950), muestran sus numeraciones en cifras árabes en sus anversos. Los valores mayores, emitidos por el “Banque de Syrie et du Liban” (1952-1964), ya ofrecen sus series en numeración occidental. Tercian textos en árabe y en francés, bien manteniendo la separación en anversos o reversos (valores en piastras) o bien mezclados en ambas caras (valores en libras). Los ejemplares en libras fueron impresos por la empresa londinense Thomas de la Rue & Co. Lmtd.

El billete de 25 piastras del Líbano de 1948 nos ofrece al anverso el típico cedro libanés, símbolo por excelencia del país. Para el reverso un prótomo león que servía de gárgola sobre un ornamento con grecas griegas en un friso, parte de los muros del Templo de Júpiter en la ciudad de Baalbek. Coloración predominante granate vino. Textos, valores y numeraciones en árabe en anverso y en francés en reverso. Números de serie en arábigo oriental.

El billete de 50 piastras del Líbano de 1950 nos ofrece al anverso las seis columnas que quedan en pie del Templo de Júpiter en Baalbek. Para el reverso un grabado del Templo de Venús, también de Baalbek. Coloración predominante verde con trazas púrpuras. Textos, valores y numeraciones en árabe en anverso y en francés en reverso. Números de serie se mantienen en arábigo oriental.

El billete de 1 libra del Líbano de 1964 nos muestra en su anverso los restos del Castillo de Sidon “Kalaat Saida al-Bahriya”; restos arqueológicos de una fortaleza erigida por los cruzados en el primer tercio del s.XIII a orillas del Mediterráneo, al centro-sur del país. Para el reverso las seis columnas corintias y cornisa aún en pie del Templo de Júpiter, en la ciudad de Baalbek. Textos en francés y en árabe en ambos lados y números de serie en numeración occidental (numerales indo-arábigos). Monocromaticidad en tonos marrones.

El billete de 5 libras del Líbano de 1955 nos ofrece en su anverso vistas del Palacio de Beiteddine, su patio, sus fuentes y jardines, construido en tiempos del Imperio Otomano en una pequeña ciudad al sureste del país. Data de finales del s. XVIII en una mezcla de arquitecturas árabe e italo-barroca. Para el reverso nos guardan el grabado de un paisaje invernal con cedros nevados. Monocromatismo en tonalidades azules en ambos lados.

El billete de 10 libras del Líbano de 1961 nos muestra al anverso el Templo de Baco en Baalbek, gran muestra de la arquitectura imperial romana de finales del s.II, vestigio excelentemente conservado de la antigua Heliópolis, hoy toda ella Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Para el reverso nos dibujan un paisaje de una colina con una ciudad amurallada en su parte alta y una pequeña casa de campo de piedra blanca con bóveda redonda y su vallado con árboles. Monocromaticidad de tonos verdes claro-oscuros.

El billete de 100 libras del Líbano de 1958 nos ofrece una vista aérea de la ciudad de Beirut, hoy capital del país, con su salida al Mediterraneo y sus cerros cercanos. Para el reverso nos deleitan con un exquisito grabado de un cedro libanés, árbol emblema nacional (de hecho aparece en el centro de su bandera). Cromaticidad en tonos azules.

El cedro libanés es también conocido como cedro de Salomón (rey de Israel; 965 a 928 adC según la Biblia), quien usase su madera para construir el primer Templo de  Jerusalén (destruido por el babilonio Nabucodonosor II tres siglos y medio después).

Sus marcas de agua solo son visibles en los ejemplares en libras, ya del “Banque de Syrie et du Liban”, en los que veremos la cabeza de un anciano barbudo y, ¡como no! el alzado de un cedro.

Un billetario austero pero con ese orgullo patrio en su pasado que ofrecen países con gran historia a sus espaldas.¡Espero que os gusten!

LÍBANO billetario francés colonial 1 LIBRA 1939 vs. 1950

Libano billetario frances colonial 1 libra 1939 vs. 1 libra 1950 anversos

Libano billetario frances colonial 1 libra 1939 vs. 1 libra 1950 anversos

Podríamos comenzar este post introduciendo dos billetes coloniales del Líbano francés muy semejantes, pero algo distintos, aunque también merecen un título más sugerente, como “Cuando el Arte se desborda para la Notafilia“.

Vamos a contemplar dos billetes de 1 libra del Líbano de mediados del s.XX. La comparativa notafílica nos lleva hasta dos joyas del billetario libanés colonial y del billetario libanés independiente.

Compararemos los billetes de 1 libra libanesa de 1939 y de 1 libra libanesa de 1950, ambos emitidos por el “Banque de Syrie et du Liban”.

Antes de su análisis, un poco de historia sobre el Líbano. Este país se encuentra en la zona asiática conocida como Oriente Próximo, limitando con Israel, Siria y bañado por el mar Mediterráneo. Aunque por esa tierra pasaron asirios, babilonios, armenios, persas, griegos, romanos, …hablar del Líbano es hablar de los fenicios, de los descubridores del vino, de los inventores del alfabeto, de los grandes mercaderes de la antigüedad, …y nos tenemos que remontar al año 1200 a.C. si queremos ponerles fecha.

Un poco más cerca, ya en la Edad Moderna, el Líbano fue parte del Imperio Otomano desde el s. XVI hasta su caída tras la Primera Guerra Mundial. Desde entonces sería colonia, hermanada con Siria, y Protectorado de Francia hasta su independencia en 1943. Actualmente cristianos maronitas, drusos, sunitas, chiitas y refugiados sirios y palestinos comparten uno de los territorios asentamiento humano más antiguos del Mundo.

Libano 1 libra 1939 vs. 1 libra 1950 anversos

Líbano 1 libra 1939 vs. 1 libra 1950 anversos

En ambos ejemplares, los anversos nos deleitan con una composición floral multicolor en los laterales, dejando el centro para la representación de dos águilas, mirando a izquierda y derecha, en el interior de un marco en forma de guirnalda con motivos animales clásicos.

Libano 1 libra 1939 vs. 1 libra 1950 reversos

Líbano 1 libra 1950 vs. 1 libra 1939 reversos

Los reversos nos ofrecen una vista de montañas a través de las ramas de un cedro libanés, entre flores, uvas y espigas de trigo en los lados y, flanqueando ambos, sendas cabezas de antílope libanés mirando hacia el centro del billete.

La marca de agua es la cabeza alegórica de un águila ladeada hacia el centro.

Libano, 1 libra 1939 vs. 1950 marcas de agua

Vamos con sus semejanzas: para dos billetes artísticamente iguales, cabe destacar que el billete de 1939, bajo dominio colonial francés, nos ofrece todos sus textos en árabe (excepto el valor del billete en el anverso, en número occidental y en texto francés); sin embargo el billete de 1950, ya emitido como país independiente, nos muestra sus textos en árabe y en francés tanto en anversos como en reversos.

También veremos distinta la sobreimpresión del reverso del ejemplar de 1950, con la palabra LIBAN en rojo en la parte superior izquierda. Así mismo, en el mismo ya aparece el valor en sus extremos solo en número (sin texto). En el pie aparece la leyenda “se pagará al portador en cheque de París a razón de 20 francos por libra”. Esta leyenda aparece en francés en el reverso del ejemplar de 1950 y aparece en árabe al centro del anverso del ejemplar de 1939.

Estas “maravillas” para la Notafilia son obra de los artistas franceses Clement Serveau y Emile Deloche.

Sencillamente sublimes. ¡Espero que os gusten!